Preocupación por jardín

VILLA SANTILLAN

El jardín maternal de Villa Santillán, perteneciente a la municipalidad, se encuentra en preocupantes condiciones de infraestructura. La humedad se filtra por las paredes, hay cables pelados a la vista, ventiladores de techo a punto de caerse, calefactores desprendidos y pisos rotos. En el exterior el pasto está alto, dando cuenta de la falta de mantenimiento.
Un hombre que envía a sus hijos a ese establecimiento se manifestó ayer preocupado por esta situación y aportó una serie de fotos del lugar.
El jardín, que tiene sus puertas abiertas de lunes a viernes, desde las 8 las 13.30, se encuentra ubicado sobre el pasaje Crucero Belgrano, entre las calles Wilde y Pestalozzi, en pleno corazón de Villa Santillán. Allí concurren varios niños, hasta los 4 años, y trabajan por lo menos siete personas. Hay una habitación con cunas, donde los niños duermen. Además, al mediodía, se les da un almuerzo a los pequeños.
Las malas condiciones en las que se encuentra el jardín alarmaron a un padre que mostró su preocupación y dio a conocer la situación del establecimiento, que recibe a varios niños del barrio y de otras zonas de la ciudad capital, al considerar que el bienestar de los niños y de las personas que trabajan allí corre peligro. “Las paredes del jardín, incluida la habitación donde se encuentran las cunas, están llenas de humedad, hay un calefactor desprendido desde hace varios días, en la cocina se filtra agua cuando llueve, además hay cables pelados en los ventiladores, el edificio no tiene timbre en la entrada, hay pisos flojos y los pastos están altos”, describió el hombre junto a las fotos que envió a LA ARENA.
“Como padre me preocupa la situación en que se encuentra el edificio donde funciona el jardín y sería muy bueno que las autoridades, es decir, los funcionarios públicos responsables de los jardines maternales, presten atención a esta problemática y la solucionen pronto”, manifestó finalmente el preocupado padre.

Compartir