Preocupación por impacto ambiental

Dos emprendimientos mineros en Mendoza, que podrían afectar el medio ambiente de las cuencas de los ríos Atuel y Colorado, llevaron a que los diputados pidieran al gobierno provincial que solicite antecedentes a Nación.
Ayer la comisión de Ecología de la Legislatura provincial produjo un despacho por unanimidad expresando “su preocupación sobre posibles instalaciones mineras en la Alta Cuenca del Río Atuel y en ese mismo sentido la probable ubicación de plantas de extracción y separación de minerales en la Cuenca del Río Grande, tributario mayor del Río Colorado”.
Ante la posible instalación en la provincia cuyana de Hierro Indio y Cerro Amarillo, en la naciente del Atuel, los legisladores solicitaron que “la provincia de Mendoza adhiera institucionalmente a las facultades ampliadas en lo
ambiental y otorgadas al Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) por los demás estados provinciales signatarios del Acuerdo del Río Colorado, como lo hiciera Nación en su momento”.

Coirco, supervisor.
La iniciativa tuvo la unanimidad de los diputados de la comisión, que preside Martín Berhongaray, Juan Pablo Morisoli, Luciano Di Napoli, Alfredo Schanton, Marina Cahais, Carlos Bruno y Sergio Pregno.
Señalaron que uno de los riegos sería que Mendoza no adhiera a las facultades ambientales ampliadas que le permiten al Coirco supervisar todo tipo de actividades dentro de la Cuenca, que se relacionen con actividades mineras e hidrocarburíferas”.
También por unanimidad, hubo dictamen para un proyecto de Marina Cahais, que pide que el Poder Ejecutivo provincial instrumente mecanismos para la implementación de una política, que coordine las acciones del estado provincial y los estados municipales en la provincia de La Pampa para la gestión integral de residuos sólidos urbanos.