Preocupante reducción de las partidas de obras para La Pampa

PRESUPUESTO 2018

El proyecto que el ministro Dujovne elevó al Congreso prevé una suba del 19,7% de los fondos destinados a nuestra provincia en comparación con el ejercicio actual.
JUAN JOSE REYES
A la espera del tratamiento en las comisiones parlamentarias de la Cámara de Diputados -la votación se espera en el recinto para los próximos 15 días-, ya están los números que el proyecto de Presupuesto Nacional 2018 destina a La Pampa. Allí puede apreciarse una muy baja cantidad de dineros para obras de infraestructura. Caerán los fondos en 14 de 20 ministerios en términos reales ya que el Gobierno apunta a reducir el déficit fiscal que, según sus proyecciones, bajará del 4,2% al 3,2% del PBI.
Para financiar ese déficit y evitar que se dispare la inflación, se apelará a un mayor endeudamiento que trepará a los 30.000 millones de dólares, es decir, unos 500.000 millones de pesos. En otras palabras, habrá dólar barato e inflación por encima de la pauta del Banco Central.

Remesas menguadas.
El presupuesto oficial para La Pampa es de casi 20 mil millones de pesos, apenas el 0,69% del que Nación transfiere a todo el país (partidas coparticipadas y las de asignación específica). Como se explicó antes, aquí se verán incrementadas las transferencias nacionales, si bien por encima de lo pautado para la inflación de 2018, menos de un 20% es poco para sostener el gasto público provincial con recursos propios en caída por la crisis hídrica.
Las remesas de origen federal que llegarán el año entrante están conformados por 1.577 millones que irán a gastos en personal de la administración pública nacional en la provincia; 84,28 millones en bienes de consumo; 49,2 en servicios no personales; 1.084 millones en bienes de uso y por último, el tramo más destacable, las transferencias de Nación a la provincia (en forma diaria) y que alcanzará los 19.353.973.308 pesos. Para la UNLPam irán 1.042 millones, un 24,89% más que en el presente ejercicio.

Composición del gasto.
Entre los rubros más relevantes de los que erogará Nación se destacan nítidamente los que van a la Seguridad Social que trepan a los 11.918 millones del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (asignaciones familiares, seguros empleo, AUH, Renatea y Programa Progresar para estudiantes y las prestaciones previsionales del Anses) y que representan un 61,58% de las transferencias. Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos 744,2 millones (Servicio Penitenciario Federal).
Otros desembolsos ministeriales corresponden al Ministerio de Seguridad por 750 millones (Estado Mayor del Ejército, retiros militares, 128,5 millones para la Policía Federal y la mayor parte para Gendarmería por casi 275 millones).
El otro organismo que vuelca importantes recursos es el Ministerio de Transporte por 1.117 millones de los cuales 1.104 irán a la Dirección Nacional de Vialidad.

Viviendas y Fofeso.
Para viviendas irán apenas 118 millones. Habrá además 75,6 millones de pesos para el Fondo de Desarrollo Eléctrico del Interior (Fedei) y 404,9 millones para obras en los distintos corredores viales, entre otros ítems importantes del presupuesto.
Otros subsectores claves en la provisión de fondos son las que refieren a las pensiones no contributivas por 1.476 millones de pesos; al Ministerio de Educación con 1.506 millones de los cuales 258,97 pertenecen al Fondo del Incentivo Docente Fiscal.
El Ministerio de Agroindustria proveerá de 216,3 millones (134,6 para el INTA y 83,68 para el Senasa) y 464.707.000 del Fondo Federal Solidario (FoFeSo) o fondo sojero. Para Recursos Hídricos, un aspecto más que sensible en una provincia que está en plena emergencia, apenas 30 millones de pesos y, como ya se informó, siguen sin aparecer los fondos para las segundas etapas de las obras del Acueducto del Río Colorado y la denominada Obra de los Daneses.