Presentaron “YoNoFui” en Santa Rosa

En el hall del Aula Magna de la Universidad Nacional de La Pampa, los integrantes del colectivo “YoNoFui” presentaron una serie de actividades que llevan a cabo en cárceles de mujeres, la segunda edición de la revista “Yo Soy” y la muestra fotográfica “Iluminaciones”, que puede observarse en el hall de entrada de la UNLPam.
La actividad se realizó el último viernes y contó con una importante cantidad de público. En tanto, se proyectaron una serie de microrrelatos realizados el año pasado en el marco de la campaña “Ni una menos”.
La coordinadora de la organización política y social, María Medrano, sostuvo: “Para nosotros es muy importante contar con el apoyo de instituciones y organizaciones. Entendemos que el trabajo de una organización no es solitario, sino armando redes y trabajando en conjunto”.
En relación a los inicios de “YoNoFui”, indicó que “esto empezó con un taller de poesía”.
“Para mí no es menor que el inicio haya sido de esa manera, todo nuestro trabajo está atravesando por la palabra y una reflexión sobre nosotros mismos. La poesía tiene mucho de eso, de rescribirnos a nosotros mismos”, indicó Medrano ante los presentes.

Continuidad.
“El espíritu de taller de poesía inicial viene atravesando todos los talleres y el trabajo que venimos haciendo. Empezamos con un grupo de mujeres que están en las unidades 3 y 31 de Ezeiza. A medida que fueron saliendo en libertad, comenzó a surgir la necesidad de continuar afuera”, dijo.
“Encontrarnos entre nosotros y pensar que queríamos armar y como acompañar a las mujeres que seguían adentro del Penal y como pudieran rearmar sus vidas las compañeras que salían de la cárcel”, continuó.
“Fuimos armando mas talleres y surgió la necesidad de generar ingresos para que las mujeres pudieran sobrevivir en el afuera, no es el trabajo solo lo que falta sino que hay un montón de cuestiones que tiene que ver con volver a trabajar sobre los vínculos, en algunos casos están solas y no tienen donde ir”, añadió.
“Se va construyendo un espacio de contención y afectividad donde empezar a pensar las relaciones y acompañarnos de otra manera”, concluyó Medrano.

Compartir