Presidente del STJ dice que la oficina “está en marcha”

VIOLENCIA DOMESTICA

Por lo menos controvertidas resultaron las declaraciones del presidente del Superior Tribunal de Justicia, Eduardo Fernández Mendía, para explicar que la Oficina de Violencia Doméstica estaría funcionando, pero no tanto.
¿Qué dijo Fernández Mendía?
Al salir al cruce de expresiones del diputado provincial Abel Sabarots (Frepam), quien le dijo concretamente a LA ARENA que el organismo no está en marcha, el funcionario judicial acusó al legislador de que “no sabe vender, ni es marketinero”. Agregó que se creaba el efecto de que la OVD no está funcionando. Fernández Mendía apuntó que no era así, no obstante señalar que “nunca” iba a estar a la altura de las circunstancias.
Cabe recordar que fue la Corte Suprema de Justicia la que pidió ponerla en marcha; y también hubo un señalamiento de la Asociación Pensamiento Penal de que habría posibilidades que directamente permaneciera cerrada.

Contra Sabarots.
“A veces el Poder Judicial no se vende muy bien, pero trabajamos mucho en silencio y no somos marketineros”, y por otra parte sugirió que la que debía pedir informes era la Legislatura provincial, y no un diputado en particular. Precisamente Sabarots se había dirigido al STJ para pedir información, y ahora la contestación le llega por medio del periodismo.
Fernández Mendía apuntó que la Oficina de Violencia Doméstica fue por pedido de la Corte Suprema, y la dependencia consta de oficinas como Acceso a la Justicia, o Violencia de Género, y que se incorporaron profesionales de distintas actividades para formar un equipo interdisciplinario. Recordó que la violencia doméstica y de género es un tema que después se maneja en el ámbito del Ministerio Público”.

¿Funciona o no?
El presidente del STJ dijo que hoy la OVD está realizando un estudio de campo, incluso ya han presentado el primer informe que es muy amplio y no lo hemos dado a conocer porque primero lo tenemos que analizar. La segunda etapa es ir en apoyo o complementar lo que ya está haciendo el Ministerio Público. Es decir que como tenemos un sistema adversarial, vamos a ir en apoyo de las dos partes en el proceso”, completó.
Aseguró que la oficina funciona y “se están cumpliendo etapas”, pero enseguida ante una pregunta de cuándo tendría pleno funcionamiento concluyó con que “nunca, porque como la realidad es tan complicada y compleja, a medida que el Ministerio Público vaya pidiendo, nosotros vamos a ir acompañando. No es que tengamos un desarrollo propio, no es la función del Poder Judicial, no somos el Ministerio de Bienestar Social, porque nuestra tarea es investigar los hechos, tanto en el ámbito civil como el penal, y apoyar de aquello que se necesita en la etapa investigativa”.

Sabarots redobla su apuesta
“Reafirmamos que la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) no está en funcionamiento, ni se están cumpliendo etapas”, le contestó el diputado Abel Sabarots al presidente del Superior Tribunal de Justicia, Eduardo Fernández Mendía.
El funcionario judicial había expresado que la Oficina de Violencia Doméstica está en funcionamiento, aunque dejó dudas, y el legislador radical volvió a referirse al tema. “La cuestión es que tenemos la información concreta de la Corte Suprema que la Oficina de Violencia de Género no funciona. A pesar que se sabe que cuenta con recursos humanos capacitados y un equipo interdisciplinario. Pero no funciona, que quede claro”, pidió.
Sabarots amplió señalando que “desde la Corte Suprema, desde su oficina de violencia de género, nos dijeron que el Superior Tribunal de nuestra provincia les informó la decisión de no poner en ejercicio la oficina” en La Pampa, “sin ofrecer mayores explicaciones, demostrando desinterés en la cuestión”.
Frente a las declaraciones de Fernández Mendía, el diputado dijo que no hace otra cosa que mostrar “el desinterés” por ponerla en marcha.
Agregó que el presidente del STJ es “contradictorio”, al decir que recién se está integrando un equipo interdisciplinario, y que tiene en su poder un primer informe, y se pregunta “si es así quién hizo la evaluación”.
Sabarots acusó a la justicia provincial de ser muy lenta, no sólo “silenciosa” como había dicho Fernández Mendía, y en se sentido mencionó que por eso hay organismos que no funcionan, como el Juzgado Regional de Guatraché. “Pasaron más de 30 años y todo sigue igual”, concluyó.

Compartir