“Prevención para no morir”

UTELPA RECLAMA POR EL ESTADO DE LAS RUTAS

Los reclamos y propuestas formulados semana tras semana en la Comisión Mixta de Salud y Seguridad en el Trabajo solo han tenido “soluciones parciales e insuficientes” pese a la gravedad de la situación, indicó el gremio.
El gremio docente Utelpa reclamó al gobierno provincial pautas claras para justificar las inasistencias de los maestros que no pueden ir a dar clases por el estado de las rutas. También pidió información clara a los organismos responsables sobre la transitabilidad de las rutas. Propuso que cuando el docente no pueda llegar a su escuela, cumpla su jornada horario en su propio pueblo. “Queremos prevenir para no morir por ir a trabajar”, advirtió el sindicato.
“El estado inestable de rutas provinciales y/o nacionales, con cortes que se reiteran y magros controles en las rutas, información deficiente de los organismos responsables, indican una falta de políticas de prevención y seguridad vial y no admite dilaciones ni demoras burocráticas a la hora de tomar decisiones”, sostuvo la Utelpa en el comunicado que emitió ayer a raíz de los accidentes que ocurren a diario en nuestras rutas.
Aunque esta es una situación que sufre la sociedad en su conjunto, en el caso de los trabajadores de la Educación que a diario se trasladan a sus lugares de trabajo “cobra significativa importancia la falta de definiciones políticas” de las autoridades responsables, afirmó el gremio.

Muertes.
“La ruta Nacional 35 al Norte y al Sur, la ruta nacional 188, ahora la ruta 5, obligan a desviar el tránsito de vehículos de todo tipo por rutas provinciales. El resultado ya es más que suficiente: en dos días 6 muertes, sin contar los múltiples accidentes que sin llegar a ser fatales, tienen consecuencias de todo orden”.
Por ello, Utelpa exigió “decisiones urgentes” como “información clara y única que establezca la justificación de inasistencias, independiente de la situación de revista, para todos los trabajadores de la Educación por imposibilidad de llegar a las escuelas” -en estos casos se deberían establecer alternativas para cumplir la carga horaria en la localidad de residencia-; e instruir a los centros de designaciones, a Personal Docente, y a las Direcciones de Nivel que establezcan mecanismos que eviten “la movilidad de los docentes bajo su responsabilidad, entre las localidades donde se encuentre inhabilitado el tránsito vehicular”.