Preventiva por un caso de grooming

El dueño de una emisora radial de la vecina localidad de Anguil fue denunciado por grooming y desde el miércoles se encuentra alojado en la Brigada de Investigaciones, lugar donde deberá permanecer por al menos 60 días o hasta que concluyan las investigaciones. El acusado, identificado como Alejandro Gebruers (45) habría estado enviándole mensajes de texto por teléfono, y por otras redes sociales, a una menor de 15 años con el fin de concretar un acto sexual. Tras una investigación que demandó 45 días, se probó la gravedad de los hechos por lo cual fue detenido. El caso continuará el próximo miércoles a partir de las 8.30, cuando se realice una audiencia en el edificio de la Ciudad Judicial de Santa Rosa y donde se llevará a cabo la apertura de dos computadoras. Si bien sólo se radicó una denuncia, no descartan que haya más víctimas.
Según trascendidos, el hecho surgió a fines de mayo, luego de la denuncia de un padre que sostenía que su hija menor de edad (15 años) estaba recibiendo mensajes por parte de una persona mayor de edad que tenía como fin mantener un encuentro sexual. A raíz de la denuncia, la justicia comenzó a investigar a tal punto que llegaron a intervenir algunos teléfonos, entre ellos el del acusado. En un principio las pruebas iban a ser tomadas durante 15 días y luego se extendió a 30 días más. “Se lo escuchó bastante y por eso surge la gravedad de la cuestión”, dijo una fuente consultada. La información brindada por una fuente judicial consigna además que el acusado se comunicaba con la menor a través de su teléfono celular, por mensajes de texto y también por mensajes de Facebook. “Eran todas formas utilizadas para cometer este tipo de delito que tiene como fin preparar un delito posterior contra la integridad sexual de los menores, un acto preparatorio para concretar”, sostuvo.

Audiencias.
El pasado miércoles hubo una audiencia de formalización donde se estableció que el próximo miércoles se lleve a cabo la apertura de dos computadoras que fueron secuestradas en la vivienda de Gebruers, donde funciona una emisora musical. En tanto, el 4 de septiembre se desarrollará otra audiencia donde se hará la apertura de otros elementos tecnológicos, entre ellos celulares y pen-drives.
Gebruers, además de estar privado de su libertad hasta que concluya la investigación, tiene prohibido contactarse con la menor que habría sido víctima. Tampoco podrá mantener contacto con otras menores, que también habrían sido víctimas de grooming, datos que surgirán de los medios de prueba que tome la justicia, ya que sólo hubo una denuncia en contra del acusado.