Preventiva al sospechoso de asaltar a Branca

VIOLENTO ROBO CENTRICO

Se formalizó ayer la investigación contra el único detenido sospechado de ingresar junto a otras tres personas a una vivienda céntrica el pasado lunes y golpear a Omar Branca, un hombre de 77 años al que le robaron dinero y otros elementos. La jueza a cargo del caso le dictó prisión preventiva por un mes.
La audiencia se realizó ayer en horas del mediodía. El fiscal Fernando Fassina acusó al sospechoso, Gustavo Daniel Cabral, de robo agravado por haber sido cometido en banda y en poblado, ya que tiene fuertes indicios de que el lunes a la madrugada entró a la casa de Oliver 22 con otras tres personas que ahora están en la mira de la Justicia. Además pidió nueve meses de prisión preventiva, entendiendo que en libertad Cabral podría fugarse u obstaculizar la investigación. La jueza de control Florencia Maza, por su parte, hizo lugar en general al pedido de la Fiscalía, pero redujo el tiempo de la preventiva a un mes.
En tanto, continuaron los allanamientos tras el primero en el que cual el lunes había sido detenido Cabral en una casa del barrio Santa María de La Pampa. En las últimas horas se realizaron otros operativos, en el mismo barrio, en la casa de la madre del detenido y en la de un vecino sospechado de tener contactos en el ambiente delictivo.
Según se informó oficialmente ayer, Gustavo Daniel Cabral, alias “Pata”, tiene 26 años y es pintor. El fiscal Fassina confirmó que el detenido no cuenta con antecedentes policiales imputables.

El hecho.
Pasadas las 3 de la madrugada del lunes mientras Branca dormía en su casa de la calle Oliver, cuatro personas -tres hombres y una mujer- irrumpieron en la vivienda y lo golpearon generándole hematomas y hasta un corte en la cara y la cabeza. En estas circunstancias, le robaron 5.000 pesos, un teléfono celular y una chequera y huyeron del lugar. Horas después, fue detenido Cabral.
Según indicó ayer el fiscal Fassina, si bien en los últimos allanamientos no se hallaron los elementos sustraídos, sí se obtuvieron datos que ligan al detenido con los otros tres sospechosos. Por ahora la pista fuerte está en los apodos que usaron los delincuentes durante el asalto y un llamado anónimo recibido al 101 en el que también se los identifica con esos apelativos.
La Justicia estaría ahora cerca de los otros tres sospechosos, con mayor certeza sobre los dos hombres y “fuertes seguridades sobre la identidad de la mujer”, según indicó Fassina.