“Priorizar la fuente laboral”

EL CONCEJO TRATARA EL CASO DE LOS COMERCIANTES DE LA PERON

El presidente del bloque del Partido Justicialista del Concejo Deliberante de Santa Rosa, Araldo Eleno, se refirió a la situación de los comerciantes que venden sus productos a la vera de la avenida Perón y dijo que esa actividad “debe ser regulada”.
Los trabajadores enviaron una nota al Concejo para evitar ser desalojados y poder conseguir una solución y esa cuestión será tratada hoy.
“Es una situación que no está regulada, por lo que es un tema que hay que hacer algo. Nadie puede decirles que no se ganen el pan, más sabiendo cómo está la situación en el país”, manifestó Eleno y añadió que “hay que ocuparse desde el municipio, obviamente desde el lugar que nos toca en el Concejo, y priorizando la fuente laboral, buscarles una alternativa”.
Eleno entendió que una de las soluciones sería empezar por “regular” la actividad, y aseguró que “no hay que prohibirla”: “En la situación en la que estamos no se puede prohibir ninguna actividad, siempre hablando dentro de la legalidad, que le permita a un vecino ganarse la comida y llevar alimento a su familia. Tenemos que hacer algo para que ellos puedan trabajar con tranquilidad”.
Eleno reconoció que, como primera medida, “hay que escucharlos”, para posteriormente sentarse a trabajar y solucionarles el problema. “Laburan los fines de semana, y realmente la están remando, por lo que hay que buscarles una alternativa”, expresó.

¿Trasladarlos?
Consultado sobre si trasladarlos del lugar donde trabajan sería otra de las opciones a tener en cuenta, con el fin de que puedan organizarse y vender con puestos que estén en condiciones, Eleno entendió que “no sé si están dadas las condiciones, porque ellos ya tienen el cliente y la cantidad de clientes al paso, porque es muchísima la gente que transita la Perón, sobre todo durante el fin de semana”. Además añadió que “está el que vende leña y el que vende artesanías, u otro tipo de cosas, pero no hay un lugar de puestos armados acorde para que haya una venta de ese tipo. Creo que al que vende leña, si lo sacás del lugar donde está hoy, lo complicás”.

Rápido.
“Esto tiene que ser rápido, porque los tiempos de la administración pública no son los mismos que el de la gente que tiene que llegar a fin de mes, por eso no podemos dar vueltas tres semanas con esto porque a fin de mes, a este negociante, lo arruinaste”, mencionó el edil y concluyó: “uno entiende también la situación del comerciante que está siempre en el mismo lugar, que paga impuestos y contrata personal de trabajo, pero lo cierto es que éstas personas están tratando de ganarse la vida, conseguir un mango y tenemos que solucionarlo, porque si les cerrás esa puerta, ¿Qué otra puerta se le abre?, así que hay que buscarle la vuelta y creo que no vamos a estar lejos de encontrar la solución todos juntos”.

“Un nicho comercial”
El concejal por el Frepam, Marcos Cuelle, se refirió a la situación de los comerciantes y dijo que es “una situación que involucra varias aristas, por un lado, la seguridad vial, en segundo lugar la necesidad de ganarse la vida laburando, y en tercer lugar la competencia con comercios del rubro”. Entre las posibles soluciones, Cuelle expresó: “la mejora en la seguridad vial se puede resolver, si en vez de posicionarse a vender leña sobre el carril central de la Avenida Perón con velocidades máximas de 60 km (que pocos la respetan) lo hacen sobre la colectora de la misma avenida”. En segundo lugar, dijo que “éstas personas han encontrado un nicho comercial, y pedirles que vayan a otro lado es como decirle a un heladero que vaya a vender helados a la Antártida. Ellos han resuelto una forma de ganarse la vida en este lugar e indefectiblemente si están ahí es porque alguien les compra”.
Cuelle expresó también que “esto no puede generar una situación de irregularidad frente a las obligaciones fiscales y de seguridad, lo cual compromete por lo menos poseer un monotributo social y pagar un canon por ocupación de la vía pública y demás obligaciones, y garantizar la seguridad de los propios trabajadores y compradores”.

Compartir