Prisión efectiva por amenazas a su ex

PENA UNIFICADA

Un joven de 20 años fue condenado a un año de prisión por haber sido autor del delito de amenazas calificadas por el uso de armas en perjuicio de su ex pareja, una menor de 14 años, y paralelamente se le unificó esa pena con otra anterior a un año y medio en suspenso, en una pena única de un año y ocho meses de prisión efectiva.
La sentencia fue dictada ayer por la jueza de control María Florencia Maza en contra de José Luis Llorens Godoy, alias “Monedita” y domiciliado en Toay, al admitir un pedido de juicio abreviado formulado por la fiscal Leticia Pordomingo y la defensora oficial Paula Arrigone.
La denunciante fue la madre de la menor y el propio imputado, al aceptar la pena, reconoció que el 16 de octubre del año pasado, en cercanías de la cancha del club Guardia del Monte, se acercó a su ex pareja y la amedrentó exhibiéndole un arma: “Cuando te cruce en la calle te voy a cagar a tiros” (sic). La jueza entendió que con esas expresiones, Llorens Godoy “limitó la libertad de autodeterminación” de la víctima y le causó temor.
Si bien el joven -que estuvo detenido casi dos meses- recibió un año por las amenazas, la pena se vio agravada y unificada en un año y ocho meses porque el 29 de agosto del año pasado otro juez de control, Néstor Ralli, ya lo había condenado a un año y medio en suspenso y se le impuso como regla de conducta abstenerse de relacionarse por ningún medio con su ex pareja, su hijo y su madre.