Provincia bajó la presión tributaria a los estacioneros

CRISIS DEL GNC

En la Subsecretaría de Trabajo se firmó ayer por la mañana un convenio entre el Gobierno provincial y la Cámara de Expendedores de Combustibles de La Pampa (Cecla) en el cual se anunció que habrá una rebaja en la alícuota de ingresos brutos a cambio de que se mantengan los puestos de trabajo en las estaciones de GNC. En la reunión estuvieron el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá, el subsecretario de Ingresos Públicos, Alejandro Vicente, y el representante de los estacioneros, Miguel Ripa.
El gobierno provincial, ante la situación de cambio en los precios relativos del GNC, que ha complicado la rentabilidad de las estaciones y a generado determinados problemas en cuanto al mantenimiento del empleo, decidió “hacer un esfuerzo en cuanto a su recaudación y disminuir, por estos tres meses, un 0,5% la alícuota de impuesto a los ingresos brutos”. Pedehontaá añadió que la idea es “hacer una pequeña reducción ahora, y otra, si está sometida a la voluntad de los legisladores, en la próxima sanción de la ley impositiva para el próximo año”.
“En términos económicos, como la actividad actualmente se declara en forma conjunta, con venta y expendio de combustible líquido, no tenemos el número exacto, pero no estamos hablando de un impacto que nos desequilibraría y que permitiría mantener la actividad en funcionamiento y que no se despidiera a los trabajadores”, agregó.
Por su parte, Ripa manifestó que “hemos estado midiendo como está el mercado de GNC en los últimos seis meses, y tenemos una baja muy importante”. Comparó además las cifras del mes pasado en relación al mismo mes pero en el año 2015 y expresó que “el último mes la baja fue del 14 por ciento”.

Empleo.
“Lo que tratamos de hacer es, fundamentalmente, mantener nuestros puestos de trabajo, tanto en las estaciones de servicio de GNC (en puras y mixtas)”, aseguró el representante de los estacioneros. “Hemos planteado la necesidad de mejorar nuestros costos, y dentro de ellos los ingresos brutos, que son un costo importante y con esto vamos a empezar a paliar nuestro déficit en el sector”. El beneficio de que La Pampa integre la zona patagónica, hizo que las naftas estén entre un 20 y un 24 por ciento más bajas que en el resto del país. Dicho beneficio, “el cual no queremos perder”, dijo Ripa, “nos condiciona la rentabilidad en el tema del GNC”.
Ripa manifestó además que “seguramente el año que viene van a llegar los cambios, pero bueno, lo que queremos es no perder los puestos de trabajo”. Actualmente la cantidad de puestos de trabajo, en estaciones de servicio de GNC, (en mixtas hay un intercambio de expendedores de GNC y combustibles líquidos), ronda el total de 85 empleados en toda la provincia.

Conflicto.
El beneficio de la rebaja en las naftas en la cual se encuentra nuestra provincia trajo consigo conflictos con provincias vecinas, como el oeste de Buenos Aires y el sur de Córdoba, debido a que se había pedido que el beneficio se elimine por los perjuicios ocasionados. Respecto a esto, Ripa declaró que “cuando se estableció el beneficio para La Pampa, comenzamos a trabajar con las petroleras, y con los colegas del límite de Buenos Aires, también de Córdoba, para que las petroleras crearan, en algunas situaciones especiales, de beneficios y comisiones especiales respecto de esa gente” y añadió que ” algo se ha hecho, probablemente no sea suficiente, pero estas son las realidades, no es fácil cuando hay un beneficio y una barrera para otro lado, como pasa con la carne”. Finalmente, manifestó que “el beneficio lo vamos a defender”.

Un encuentro en Santa Rosa
Ripa, como presidente de la Cámara pampeana de expendedores de combustibles, informó que el viernes próximo estarán en Santa Rosa referentes de 14 cámaras de todo el país. “Por primera vez se hace en La Pampa”, remarcó. “Vamos a tratar de solucionar algunos temas, es un encuentro muy importante, porque a nivel local somos pocos estacioneros, pero vendrán de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, provincias que cuentan con más de 500 establecimientos afiliados”, añadió.
Al tema de la ley que se trata en el Congreso, también se analizará la paritaria del sector y la situación del GNC. Ripa dijo que en nuestra provincia o en el resto de la Patagonia no se ha registrado una caída notoria en las ventas de GNC como sí ocurrió en otras. “El gas en el país ha subido, la tarifa se retrotrajo solo al consumo domiciliario, pero no les cabe a las PyMEs. El gas en boca de pozo subió y el precio del GNC acompañó esa suba”.
“En La Pampa el problema es que en cuanto a precios nos quedamos con el GNC muy cerca de los combustibles líquidos y no se realizan conversiones de autos al GNC, porque el precio de éste no es competitivo”, apuntó.
Ripa indicó que nuestra provincia tiene valores de combustibles inferiores al del resto del país que rondan el 24 ciento.