¿Quedarán fuera del Fonavi los que ganen más de $17.000?

PREOCUPA AL IPAV NUEVOS REQUISITOS DE NACION PARA ACCEDER A UNA VIVIENDA SOCIAL

Pese a que la demanda social ha aumentado en la provincia y que cada vez son más las familias que se inscriben en el IPAV para acceder a una vivienda, el gobierno nacional apunta a modificar los requisitos que son necesarios para solicitar una casa y quitarle así la posibilidad a miles de familias de soñar con un techo propio. Así lo informó ayer la gerenta de Planificación y Adjudicación del IPAV, Melina Delú, en el programa La parte y el todo que se emite los miércoles a la noche por la pantalla de CPEtv.
Delú dijo que en los próximos días las provincias patagónicas acudirán a unos talleres nacionales donde se discutirá qué tipo de información requiere el Estado nacional para habilitar las licitaciones del Fonavi, previa autorización técnico-financiera. En esa reunión se plantearía la posibilidad de cambiar el nivel de ingreso necesario tener para poder acceder a una vivienda social.
“Nación quiere que el grupo familiar que supere los 17.000 no sea siquiera evaluable para poder la adjudicación de una vivienda social. Si este planteo viniera complementado con una política de accesibilidad a créditos, uno puede hacer una segmentación dentro de lo que son los grupos inscriptos y no estaría mal. Pero lo que sucede es que con $17.001 ¿en qué banco te dan plata para construir una vivienda?”, dijo Delú.
“Si en una casa hay dos empleados de la administración pública provincial, esa familia se quedaría afuera de la posibilidad de acceder a una casa. Esto va a dejar afuera al 70 por ciento de los inscriptos”, agregó la precandidata a diputada nacional por el Partido Justicialista.
-¿Cómo ha evolucionado, desde diciembre de 2015, la expectativa de acceder a una casa del IPAV?
-En Santa Rosa creció mucho la demanda, pero vemos deteriorada la trama social. hay jóvenes que no pueden alquilar su propia vivienda y deben volver a la casa de sus padres. Y eso trae sus consecuencias: el hacinamiento y la situación económica contribuye más a que se generen tensiones intrafamiliares.
-¿Cuántas familias están esperando hoy por una casa?
-Hay en lista de espera alrededor de 12.000 grupos familiares que esperan por una casa. Si hacemos un promedio de 4 integrantes por familia podemos decir que son 50.000 personas.
-Hace tiempo se conoció que La Pampa es la única provincia sin villas o asentamientos ¿a qué se debe eso?
-Eso es un trabajo del gobierno provincial. Porque hacer viviendas sociales no solo se trata de entregar una casa sino de dotarla de infraestructura, de nexos: obras de gas, cloacas. etcétera. Y todos eso siempre lo ha costeado la provincia. Si bien los planes de vivienda se pagan con fondos nacionales, los nexos los paga la provincia.