Quejas por cuencos desbordados

EL MUNICIPIO ASEGURO QUE NO HUBO COLAPSO DURANTE EL TEMPORAL

Por las lluvias se inundaron casas y patios. "Es muy feo ver cómo todos los días se destruye lo poco que tenemos y nadie se acuerda de nosotros", dijo Oscar Falcón. El informe de las autoridades locales afirma que no hubo desbordes y que el cuenco del Escondido funcionó bien.
Oscar Falcón, ex presidente de la comisión vecinal del barrio Malvinas Argentinas, habló en el programa radial "El aire de la mañana" sobre los problemas que ocasionaron las lluvias el día miércoles. Disgustado por la inundación en el barrio, Falcón remarcó que "hace 24 años" que esperan una solución por parte de las autoridades.
"Estamos como Moisés en busca de la tierra prometida, no llega nunca", dijo, haciendo referencia a las obras que los vecinos esperan por parte del gobierno local desde hace muchos años, aunque se mostró esperanzado con la gestión del nuevo intendente, Leandro Altolaguirre, que "no la va a tener fácil por todos los problemas que le han dejado y uno de los más importante es el nuestro".

"No hubo colapsos".
El informe de la situación que difundió el municipio a través del área de Prensa brindó un panorama diferente. En cuanto al cuenco de la calle Farinatti, el secretario de Obras Públicas, Mario Cortina, aseguró que soportó bien la lluvia, mientras que "en el barrio Malvinas Argentinas, el cuenco se colmó pero no hubo peligro de desbordes".
El funcionario también hizo un repaso de lo ocurrido en otras zonas de la ciudad. Cortina afirmó que, más allá de las situaciones de anegamiento que se producen con lluvias tan copiosas en poco tiempo, no hubo colapsos importantes en la ciudad.
El secretario relató que el miércoles, durante el temporal visitaron la calle Gobernador Duval, sector oeste, donde la acumulación de agua fue "notable" y la calle Antártida Argentina en la cual la presión generada en la cañería colectora llegó a levantar las tapas.
El barrio Santa María de La Pampa, en el noreste de la ciudad, no registró mayores problemas, según el reporte. El cuenco del barrio Escondido, en el extremo sur, funcionó acorde a lo esperado. "La bomba estaba en funcionamiento por lo que el escurrimiento de agua al Bajo Giuliani fue óptimo", dijo Cortina.
Ayer, desde las primeras horas de la mañana, cuadrillas con personal municipal realizaron tareas de mantenimiento, como la recolocación de las tapas de la red cloacal, y el destapado de las obstrucciones en la red colectora.

Problema viejo.
Los vecinos de barrio Malvinas Argentinas viven en una amenaza constante. Desde hace años, cada vez que llueve se produce el desborde de los cuencos y el agua llega hasta los patios de las casas aledañas al lugar. "Es muy feo ver cómo todos los días se destruye lo poco que tenemos y nadie se acuerda de nosotros", dijo Oscar Falcón.
El cuenco no solamente se alimenta de agua de lluvia, en cada inundación emergen a la superficie los desechos de las cloacas y circulan por las calles del barrio hasta desembocar en los cuencos. Esto conlleva muchos inconvenientes a los vecinos que no solo se tienen que preocupar por el anegamiento de sus hogares, sino también por su salud. Diferentes tipos de insectos invaden las casas, como en el caso de Santos Jorge Amor, quien tiene su patio pegado al cuenco y vio cómo se le plagó el terreno de anuros (conjunto de sapos) y mosquitos. Santos, que ya tiene pactada una reunión con el intendente de Santa Rosa, comentó: "la próxima semana voy a hablar con Altolaguirre para conseguir materiales para construir un tapial. Talvez así no me entre más agua".
Falcón, que también tiene su casa a metros del cuenco, arremetió contra los representantes del pueblo: "que penoso es escuchar cuando hablan de justicia social. Es más grande el interés personal político que el interés que les corresponde que es ayudar al vecino". "Los que nos representaron en el Concejo Deliberante durante cuatro años se burlaron. No han hecho nada y no solucionan problemas ajenos". Para culminar su nota con el programa radial que se emite en Radio Noticias dijo, "el tiempo no es eterno, siempre se termina. Espero ver antes de morirme que esto se termine".