Queman gomas en protesta por los desbordes cloacales

Verónica Fernández y Raúl Riquelme son dos vecinos linderos a la esquina de Posta de Yatasto y Santa Cruz, que junto a otros residentes de la zona demostraron su malestar, quemando gomas. La protesta fue por el mismo motivo de los últimos meses: las pérdidas de agua y cloacas que complican la circulación por las calles del barrio.
Los vecinos, cansados de esperar soluciones municipales que no llegan, reclamaron esas respuestas quemando gomas y reuniéndose en la mencionada esquina, para dialogar con los medios. Tanto Fernández como Riquelme explicaron a LA ARENA que “hace más de dos años que estamos con las pérdidas y nadie nos da solución; hay mucha gente que padece diversos problemas de salud y esta situación genera que los autos particulares ni las ambulancias o incluso el colectivo, circulen por las calles normalmente”. Riquelme mencionó que “mi hijo debe realizarse diálisis tres veces por día, la ambulancia viene como puede y de noche ni siquiera entra, porque se encaja”, aseveró.
Ambos interlocutores expresaron que ninguna calle está transitable, lo que complica la circulación interna. “Las cloacas están tapadas, cuando los vecinos llaman para interponer el reclamo les mienten, la pérdida cloacal viene desde tres cuadras más arriba”, indicó Riquelme, y este diario pudo verificar una gran pérdida del nauseabundo líquido, en la esquina de Posta de Yatasto y Piedras.
Hace varios meses, cuando la gestión municipal de Leandro Altolaguirre promovió obras que requerían fondos nacionales, los vecinos recibieron la visita de funcionarios que conocieron y se anoticiaron de su situación; pese a eso, “no supimos nunca más nada”, aseguraron.
Fernández recordó que luego de esa visita, concurrieron a la banca del vecino del Concejo Deliberante, aunque tampoco obtuvieron respuestas. “De noche no vienen los taxis ni las ambulancias; el colectivo ya no pasa por Stieben porque esa esquina es intransitable”, señalaron.
Reconocen no esperar “la obra grande”, pero al menos, pidieron que se deje transitable una calle de ingreso al barrio, para poder circular. Enumeraron que en tres cuadras, entre Stieben y Posta de Yatasto por Santa Cruz, “hay 16 pérdidas de agua registradas”.
Finalmente, dijeron sentirse “olvidados” por esta gestión municipal.

Compartir