Quemaron donaciones para inundados que estaban “inutilizables”

La Municipalidad de Santa Rosa informó que ayer por la mañana se efectuó una quema de ropa y calzado, proveniente de las donaciones efectuadas por distintas personas e instituciones de varios puntos del país, en favor de los damnificados por las últimas inundaciones. Según argumentaron mediante un comunicado de prensa, el “estado de deterioro” que presentaban las prendas “impedía su utilización para asistir a dichas familias”.
El hecho llamó la atención de la opinión pública que rápidamente se hizo sentir en emisoras de radio y medios digitales santarroseños. Los mensajes, en su mayoría anónimos, daban cuenta que el hecho se estaba efectuando en el predio que el municipio posee en el Parque Industrial.
Luego de que la noticia se diera a conocer, desde la Municipalidad hicieron un parte de prensa argumentando el porqué de la quema.
“En el marco de la colecta de ropa y calzado coordinada desde la comuna, se recepcionó en distintos centros establecidos a tal fin algunas prendas de vestir, -entre ellos- ropa de cama y calzado roto o en avanzado estado de deterioro, (entre ellas 450 zapatillas, botas, zapatos, etc, sin su par correspondiente), las cuales, tras la tarea de selección y clasificación que efectuaron voluntarios de distintas ONGs y personal de la comuna en las instalaciones del Prado Español, fueron dejadas aparte del material oportunamente distribuido por no estar en condiciones dignas de cumplir con su cometido solidario”, explicaron.
En este sentido, y tomando en consideración que el volumen de material inutilizable estaba significando además de una ocupación infructuosa del espacio físico, un eventual foco para la proliferación de diversos insectos o alimañas, “se determinó oportuno proceder a su quema”.

Alimentos.
También informaron que, más allá de la buena voluntad muchos vecinos, “en algunos casos se recibió la donación de determinados productos alimenticios, bebidas y elementos de higiene personal, que habían agotado su fecha de caducidad o productos frescos no debidamente conservados, los cuales también deberán ser desnaturalizados mediante su quema”.