“Queremos regular a las financieras”

EL GREMIO ATE ALERTO SOBRE LOS EMBARGOS A EMPLEADOS ESTATALES

En la comisión de Legislación General de Diputados está frenado un proyecto de Marín para regular las entidades financieras en La Pampa, que cobran cuotas abusivas que aprietan el bolsillo de los pampeanos.
Un proyecto de ley del diputado Espartaco Marín (PJ) fue presentado en julio del año pasado para regular el funcionamiento de las entidades financieras en La Pampa, pero la iniciativa duerme por ahora en la comisión y no fue tratada por los legisladores. Solo en Santa Rosa hay alrededor de diez reclamos diarios.
Marín se refirió así a los dichos del secretario general de ATE, Ricardo Araujo, quien advirtió en LA ARENA sobre el nivel de endeudamiento de los empleados estatales que llega a un punto crítico por la situación económica y la inflación y reclamó una ley provincial para regular las financieras.
El proyecto de ley 350/16 de Marín plantea regular a nivel local las “Sociedades de Crédito al Consumo o Financieras” que no están incluidas bajo el control del Banco Central de la República Argentina, dando respuesta a un problema que en la provincia crece en forma permanente.
La iniciativa, que se encuentra en la comisión de Legislación General presidida por José Calvo para su tratamiento -todavía no se puso en debate-, busca brindar herramientas al Defensa del Consumidor de La Pampa, el órgano de control local, para poder identificar a estas sociedades y exigirles el cumplimiento de ciertos requisitos.
Se pretende dar protección a los consumidores de los servicios de crédito al consumo estableciendo obligaciones concretas que permitan lograr una relación de consumo equitativa e igualitaria, contemplando lo estipulado por la ley de Defensa al Consumidor mediante la creación de un registro, y de una serie de obligaciones.
Entre los fundamentos, asimismo se establece como fundamental la educación del consumidor, otro de los pilares importantes para lograr un efectivo cumplimiento de la ley ya que es objetivo primordial formar ciudadanos y consumidores responsables y empoderados.
“Venimos sosteniendo desde la presentación de nuestro proyecto el año pasado, que no hay ninguna consistencia con los intereses que pretenden cobrar, aún más cuando tienen riesgo cero porque terminan embargando sueldos de trabajadores públicos que tienen estabilidad laboral”, concluyó el legislador.
En la provincia de La Pampa hay alrededor de 32 financieras y llegan a apropiarse de una cifra que ronda hasta el 80 por ciento del salario en cuotas abusivas. El proyecto oficialista crea un Registro de Sociedades de Crédito para intentar monitorear al consumo de firmas fuera de la órbita del Central.

“Una situación grave”.
La situación de las financieras es cuestionada desde varios sectores sociales y gremiales de la provincia. En la última semana, Araujo, de ATE, advirtió que “es grave que las financieras presten plata sin fijarse si vas a poder devolverla o no”.
El sindicalista señaló que hizo un pedido en ese sentido al gobierno provincial porque “sino siempre vamos a estar peleando por el salario y nunca vamos a alcanzar nada”, en referencia a los abusos de las entidades financieras en La Pampa.
Uno de los reclamos está relacionado con la jurisdicción donde se tramitan las situaciones que llegan a un extremo donde el ciudadano no puede afrontar el préstamo usurero que recibió de la financiera, algo que tuvo un crecimiento por la situación política y social del país.
Araujo planteó la necesidad que las actuaciones -en caso de reclamos- sean seguidas por un juez local y no por uno de Buenos Aires, como sucede con la mayoría de las financieras. “El compañero ahora no se puede defender, no puede poner un abogado en Buenos Aires”, agregó.