Quieren endurecer controles

PROVINCIAS SE OPONEN A LEVANTAR LA BARRERA SANITARIA PARA LA PAMPA

El pasado jueves se reunieron en la ciudad de General Roca autoridades nacionales y de provincias patagónicas ubicadas al sur del Río Colorado para tratar aspectos de la barrera sanitaria. Los participantes firmaron un documento que enviaron al ministro de Agroindustria de Nación, Ricardo Buryaile, a quien se quejaron de lo que consideran un endeble control de las barreras sanitarias y pidieron que instruya al Senasa para que “bajo ningún concepto permita el ingreso de carne con hueso al sur del río Colorado”.
Según publicó el diario Río Negro el encuentro, convocado a fin de priorizar las estrategias sanitarias a consolidar en el sur, contó con la presencia también del secretario de Agricultura de la Nación, Ignacio Graciarena; el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Río Negro, Marcelo Martin; y sus pares de Chubut, Hernán Alonso, y de Santa Cruz, Javier de Urquiza; además representantes de la carteras productivas de Neuquén y de Patagones. También participaron el titular del Centro Regional Zona Norte de Senasa, Ricardo Sánchez; el secretario de Fruticultura de Río Negro, Alberto Diomedi; y los subsecretarios de Agricultura, Nicolás Stier, y de Ganadería, Tabaré Bassi.

Más controles.
El medio rionegrino señaló que las autoridades provinciales sostienen que la flexibilización de la barrera sanitaria sobre el río Negro dejó a los ríos Barrancas y Colorado como el único límite físico para separar dos zonas bien diferenciadas en el país en lo que tiene que ver con la aftosa: donde se vacuna (al norte de dichos ríos) y donde no se vacuna (al sur). La importancia de esta barrera siempre fue resaltada por los productores ganaderos del sur, ya que se supone es la encargada de impedir el paso de carne con hueso hacia las provincias patagónicas. Con la barrera del río Negro flexibilizada, los productores y los gobiernos de las provincias ubicadas al sur ahora apuestan a reforzar controles en una zona que siempre es noticia en materia de decomisos de carne con hueso y que cada tanto revela el paso de hacienda vacunada hacia la parte de territorio donde ya no se vacuna.

Status.
El tema fue abordado el jueves pasado en Roca, en la reunión. Allí se acordó la necesidad de reforzar los controles ubicados en este lugar, como una forma de preservar el estatus ganadero que actualmente posee el total de la hacienda criada al sur de este curso de agua. Las autoridades de las provincias patagónicas, ubicadas al sur del río Colorado, pidieron, además, que la Nación destine los recursos suficientes para el funcionamiento efectivo y eficaz de la Barrera Zoofitosanitaria, y pusieron a disposición su apoyo en este sentido.
El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Río Negro, Marcelo Martin, fue el funcionario que abordó la temática con mayor dureza. También opinó que de no mantenerse esa prohibición, “se perdería toda la potencialidad, apoyo, e inversiones en la Patagonia, porque el negocio de la ganadería recibiría un golpe muy fuerte”. Y en ése sentido ofreció la posibilidad de la Provincia de trabajar con la policía en los controles de la barrera zoofitosanitaria, para tomar acciones directas.

En La Adela.
Una de las barreras cuestionadas está en inmediaciones de ésta localidad en el cruce de la Ruta 22, productores y funcionarios rionegrinos aseguran que “es un colador”. Pero ¿por qué existe entre los productores la idea que la barrera del Colorado es demasiado permeable y no cumple con su cometido? En principio porque los controles que realiza el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en los dos puentes que unen a la localidad de Río Colorado con La Adela, muestran una clara vulnerabilidad para el paso de carne en vehículos.

Compartir