Ramal: “Son actitudes corporativas”

El Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación de la Provincia de Buenos Aires (Suteba) apoyó ayer al gremio docente Utelpa que reclamó nuevamente a la Justicia Provincial que rechace el amparo presentado por el Colegio de Psicopedagogos de La Pampa, que pretende condicionar las designaciones en las escuelas de la provincia.
La secretaria gremial de sicología comunitaria y pedagogía social del gremio Suteba, Sandra Ramal, aseguró que se trata de una actitud “mezquina” del colegio de profesionales que “en realidad no tiene injerencia en las designaciones de los docentes ni para establecer condiciones. Quieren discriminar y dividir a los trabajadores”.
Durante una conferencia de prensa, la Utelpa defendió nuevamente a los psicopedagogos de la provincia y cuestionó los argumentos presentados por el Colegio en una medida cautelar para que los profesionales que no estén matriculados ni tengan el título habilitante que ellos consideran, no puedan trabajar en las escuelas para el Ministerio de Educación de La Pampa.
Como consecuencia, esa situación generó un grave problema para un número importante de trabajadores -son más de 200-, que encuentran dificultades en las titularizaciones y designaciones de interinatos y suplencias. “Eso perjudica al sistema educativo”, comentó la secretaria general de Utelpa, Claudia Fernández.
Por su lado, Ramal dijo que es fundamental avanzar en una regulación que sirva también como marco general para analizar el contenido del trabajo, algo que debe “formar parte de un colectivo institucional” porque sólo con una ley no alcanza. “Hay que discutir en paritarias el contenido del trabajo”, agregó.

Viola la ley.
El asesor legal de Utelpa, Eduardo Fernández Articó, denunció por su lado que los trabajadores de la educación son discriminados por la decisión judicial que favorece al Colegio de Psicopedagogos. “La medida cautelar violó la ley vigente”, aseguró el letrado ante la consulta de Radio Noticias.
“La situación generó en principio que las escuelas se queden sin estos trabajadores. Luego, Educación designó suplentes, en una resolución que permite solo considerar a los matriculados y dejando afuera del sistema educativo a una inmensa cantidad de docentes”, indicó.
Fernández Articó, además, explicó que existe actualmente una ley que hace optativa la matriculación a los colegios de los trabajadores de la educación que sólo se desempeñan en el ámbito público. Contó también que el gremio pretende argumentar dentro de la causa su posición, aunque la Justicia debe habilitarlo para avanzar en ese sentido.

Estatuto.
El letrado dijo que todos los psicopedagogos que pretenden incluirse en el sistema educativo están “regidos por el estatuto docente que reglamenta con rango constitucional las relaciones del trabajador del sector”, y que “no es justo que el Colegio intente controlar al personal de la administración pública”.
Claudia Fernández, de Utelpa, aseguró por su parte que la medida cautelar presentada trae dificultades en el sistema educativo, ya que desde diciembre “están paralizadas las titularizaciones y las designaciones de interinatos y suplencias”, y rechazó que el Ministerio de Educación sea un fiscalizador de los colegios.