Reabriría confitería céntrica

LITIGIO JUDICIAL ALREDEDOR DE "LA RECOVA"

La confitería La Recova reabriría sus puertas el próximo 13 de junio, si es que esta misma semana el intendente Leandro Altolaguirre promulga la “ordenanza Bravo”, que otorga a todos los comercios un año de plazo para superar posibles irregularidades en su papelería.
El céntrico comercio es motivo de un litigio judicial que lleva más de 10 años. El pleito se inició a partir de una presentación que hicieron los sucesores de Angel Ortiz. Antonio Corredera -quien hoy tiene la posesión del inmueble-, adquirió la mitad, pero esa operación fue cuestionada por la familia Ortiz ante la Justicia en razón que aquél era administrador de la sucesión Camarero (original dueña del lugar), y aparentemente no podría comprar.
Liliana Ortiz, quien representa a la familia Ortiz, sostiene que es ella quien tiene derechos sobre el inmueble, y Corredera insiste en que su adquisición es legal y tiene la posesión de la céntrica propiedad. De hecho, ante la posible reapertura de la confitería, se sabe que de inmediato planteará un recurso en contra de esa decisión.

Idas y venidas.
El 14 de abril pasado la Municipalidad decidió la clausura del comercio por falta de habilitación, y La Recova debió cerrar sus puertas, con lo que quedaron en estado de indefensión los 17 trabajadores que allí se desempeñaban.
Hubo gestiones de distinto tipo, movidas en el CD -en las que algunos concejales se movieron pretendiendo algún tipo de rédito político-, pero la presión ejercida por los trabajadores sobre todo, llevó a que se considerara un proyecto del edil Miguel Bravo (Frepam).
El concejal radical buscó la manera de que no resultara una excepción para La Recova -excepcionalidad que Altolaguirre no quería-, y encontró un subterfugio: modificar la ordenanza fiscal para otorgar un año de plazo a todos los propietarios de comercios que no tuvieran sus trámites al día.

Reapertura.
Ayer, consultada Elva García de Corredera -esposa de Antonio- dijo que están “a la espera de que se promulgue la ordenanza”, y que “es probable que el lunes 13 de junio podamos reabrir”. Explicó que necesitan algunos días para organizarse, porque “tenemos que ver la cuestión del personal, porque algunos enviaron telegramas, algún otro encontró un nuevo trabajo, y tenemos que rearmar la ‘tropa’, lo que nos llevaría algunos días. También tenemos que hacer algunas refacciones edilicias, y cambiar algunas mesas, y esperamos poder estar abriendo el lunes 13, después que la municipalidad haga los controles correspondientes”, cerró.