Reciclarán neumáticos para asfalto y pisos

UNA INTERESANTE PROPUESTA

El 2 de enero del año próximo comenzará a funcionar en el Parque Industrial Petroquímico de la ciudad mendocina de Luján de Cuyo la primera planta de reciclaje de neumáticos fuera de uso del interior del país. En nuestro país la generación de “NFU”, es decir ‘neumáticos fuera de uso’, supera las 100.000 toneladas anuales.
La novedad se conoció merced a un artículo que hace unos días publicó el portal informativo Mendoza On Line con un detalle del proceso industrial, acompañado por un video. Sólo en Mendoza, hizo constar MDZol, se fabrican alrededor de 4.000 toneladas, un volumen que equivale a unos 300 camiones cargados con cubiertas.
La iniciativa corresponde a la empresa “M. Ingeniería”, que decidió enfrentar el problema de estos residuos creando una planta de tratamiento que reciclará y reutilizará el ciento por ciento de los componentes de los neumáticos fuera de uso. En San Juan la firma está pensando en un proyecto similar que contempla también una planta para reciclaje de desechos mineros.

Inversión.
La puesta a punto de la planta de Luján de Cuyo requirió una inversión de 1,5 millones de dólares. La primera etapa, destinada al acopio de neumáticos fuera de uso, se iniciará en los primeros días de enero del próximo año y demandará una inversión de 400.000 dólares.
Para esta primera etapa la empresa está trabajando en acuerdos con los municipios de Luján, Godoy Cruz, Las Heras, entre otros, para avanzar con la instalación de “puntos limpios”. Estos “puntos limpios” cumplirán la función de recolección de desechos que luego serán trasladados a la planta de reciclaje para su tratamiento y reconversión.
El caucho reciclado podrá destinarse a pisos deportivos para canchas de fútbol y pistas de atletismo, para premoldeados o incluso incorporarse a las capas asfálticas de las calles de cada municipio.
Todo el proceso se desarrollará mediante procesos mecánicos no contaminantes. Además del caucho, otros componentes de los neumáticos como el acero, también se reutilizarán.

Riesgo.
La proliferación de neumáticos fuera de uso, acumulando agua y convirtiéndose en criaderos de mosquitos y otros insectos, es un riesgo importante para el medio ambiente y para la salud pública. Ello principalmente por el largo periodo de degradación que deben afrontar este tipo de desechos y por las enfermedades asociadas a la contaminación que se produce.
Precisamente, las campañas oficiales de “descacharrización” -eliminación de “cacharros” donde el agua se almacena y favorece el uso como criaderos de estos mosquitos- apunta principalmente a las cubiertas abandonadas ya que en su interior el agua se acumula tras las lluvias y actúa como agente de propagación de esas enfermedades.