Recién en agosto estaría la nueva empresa prestadora

El 16 de este mes se aprobaría en el Concejo el pliego de la licitación y el 23 se estaría publicando la convocatoria a las empresas. Hay tres interesados foráneos y dos locales, y Plaza se comprometió a prestar el servicio hasta septiembre.
En el mejor de los casos, si no hay contratiempos de tipo administrativo en el proceso licitatorio, el nuevo servicio de transporte público de pasajeros en Santa Rosa estará en funciones en agosto.
Fuentes municipales, sorprendidas por las expresiones del jefe comunal, que había estimado en un mes la puesta en marcha de los nuevos colectivos, informaron que este martes, el Departamento Ejecutivo municipal enviará al Concejo Deliberante el pliego de condiciones para el servicio de ómnibus urbano.
El jueves tendrá ingreso formal al cuerpo y una semana después, el jueves 16, estiman las autoridades comunales que se aprobaría en el recinto.
En el ínterin, funcionarios de Obras Públicas, encabezadas por su titular Javier Schlegel, mantendrá reuniones con los ediles del oficialismo, encuentros del que también tomará parte del jefe comunal Luis Larrañaga.
Si bien está dentro de las posibilidades que el cuerpo deliberativo le pueda introducir modificaciones al pliego, desde el Ejecutivo santarroseño se cree que saldrá sin modificaciones.
A partir de la aprobación, el pliego bajará a Hacienda y en el término de una semana, aproximadamente el 23 del corriente mes, pueda publicitarse la convocatoria a oferentes para el servicio de colectivos locales y la apertura de las propuestas se realizaría en los primeros días de julio.
Ya con las ofertas, la Comisión Adjudicadora demorará aproximadamente dos semanas para analizar la documentación exigida a los oferentes, por lo que el resultado se conocería recién a finales de julio.
En base a este cronograma tentativo, se espera que para los primeros días de agosto esté la nueva empresa en condiciones de presentar las 32 unidades con las que atenderá las ocho líneas de colectivos.

Servicio diferencial
Desde Obras Públicas se informó que las líneas 1 a la 6 no habrá modificaciones en los recorridos, sí se modificará la 7 que a partir del nuevo prestador comunicará el Barrio Pueblos Originarios con el centro de la ciudad y el hospital Lucio Molas. Esta línea será cubierta con colectivos de gran porte.
El único servicio diferencial será en la línea 8, que con combis y un nivel de frecuencias menor debido a la poca cantidad de pasajeros que transporta, asistirá a los usuarios de Barrio Escondido y Villa Martita.

Plaza
La semana pasada, el intendente Luis Larrañaga firmó con el gerente general de Plaza en La Pampa la rescisión del contrato de concesión del servicio urbano de transporte de pasajeros. La empresa se comprometió a seguir prestándolo hasta septiembre, afirmaron fuentes del Departamento Ejecutivo.
También se dio cuenta que son tres las empresas foráneas dedicadas al negocio del transporte de pasajeros que manifestaron interés en participar de la licitación, a las que se suman dos grupos de empresarios locales.

Concejales esperan el pliego.
Liliana Robledo, presidente del bloque de concejales del PJ, no desechó la posibilidad de que el cuerpo deliberativo pueda modificar los requisitos establecidos en el pliego licitatorio para el servicio de colectivos, que el Departamento Ejecutivo remitirá a los ediles en los próximos días.
“Primero quiero aclarar que no tengo conocimiento de lo que dice el pliego, lo que conozco es por lo que conversé con (el secretario de Obras Públicas, Javier) Schlegel”, sostuvo Robledo.
“Me voy a asesorar y ante cualquier duda, plantearé si es necesario una corrección. Nadie del Ejecutivo nos ha dicho nada o prohibido de participar y aportar al momento de analizar el tema”, acotó.
La titular de la bancada oficialista descartó que las empresas oferentes se puedan “cartelizar” y fijar un valor elevado del boleto, que no se fija en el pliego.
“Estamos hablando de una concesión de 10 años, plazo que elimina esa posibilidad, como sí ocurre en la construcción de obras públicas, donde las empresas se ponen de acuerdo para repartírselas”.
“Por lo que hablé con Schlegel, el valor del boleto nunca puede superar el actual sin subsidios”, remarcó la concejala. De ser así, el precio no debería exceder los 3,50 pesos.
Robledo, también se encargó de rectificar al intendente Larrañaga, en cuanto al tiempo que demandará la puesta en marcha de la nueva empresa de colectivos: “Es imposible que se dé en un mes, como dijo el jueves, por lo menos estamos hablando en agosto, en el mejor de los casos y si no hay problemas por impugnaciones entre los oferentes”.