Reclaman arreglos en jardín

DENUNCIAN MAL ESTADO EDILICIO EN VILLA SANTILLAN

El padre de un niño que asiste al Jardín Maternal de Villa Santillán, ubicado en el pasaje Crucero General Belgrano, entre las calles Pestalozzi y Wilde, denunció que ese establecimiento sufre “graves problemas edilicios”.
“El personal y los padres esperamos que los funcionarios intervengan para encontrar una solución definitiva al lugar donde concurren nuestros hijos”, sostuvo en una nota dirigida el martes a este diario.
“Los defectos se pueden apreciar a simple vista: humedad en las paredes de algunas salas, baños en mal estado, pisos flojos, techo que se llueve, cables pelados, no tienen timbre, escombro en el patio principal, basura acumulada en un de los patios internos del jardín, una pérdida de agua en el patio y un tanque de agua con pérdida y nadie viene a arreglarlo, pese a que el municipio posee las herramientas necesarias para revertir la situación del jardín”, contó.
El padre se detuvo en el problema de la humedad para dar detalles. Explicó que el problema afecta las paredes, principalmente en la habitación donde están las cunas y calefactores sin cobertores de seguridad. Las filtraciones en el techo, dijo, afectan principalmente la cocina donde les preparan la leche y el almuerzo a los niños y niñas que asisten.

Malestar.
El mismo martes, cuando este diario recibió la denuncia del vecino, un reportero gráfico se acercó hasta el establecimiento que depende del municipio local a tomar fotografías. El denunciante afirmó ayer que la presencia de LA ARENA en el lugar generó malestar en los responsables municipales, quienes lo convocaron a una reunión.
El vecino aseguró a este diario que la propia directora del Jardín Maternal le comunicó que un funcionario quería recibirlo en su despacho para hablar con él. El hombre se acercó hasta la oficina donde aseguró que fue increpado en duros términos. “Tuvimos una discusión donde le pedí que respeten los derechos de los niños, pero él me respondió quién me creía yo para mandar a los medios y que, si los medios tenían algún problema, que lo arreglaran con él. Yo le dije que el único problema era que no habían realizado los arreglos en el jardín. Después fueron y limpiaron el jardín”, relató.
El funcionario, según relató el padre, hasta lo amenazó con denunciarlo penalmente por maltrato laboral hacia las trabajadoras del jardín y le manifestó que si tenía tantos problemas llevara a su hijo a un jardín privado. “Yo no puedo, porque no tengo el dinero. Me parece que no es la respuesta que nos tiene que dar un funcionario público. Además, no cumplen con las ordenanzas que le exigen a los jardines privados para habilitarlos. Creo que tienen la idea de que los pobres tienen que conformarse con lo que hay y no pueden reclamar”, concluyó.

Compartir