Reclaman por la paritaria nacional

PARO DOCENTE CON PROTESTA EN LA PLAZA SAN MARTIN

Con un alto acatamiento en distintos puntos del país, los docentes de primaria y secundaria protestaron por las medidas definidas en el ámbito nacional. Señalaron que “hay miedo de volver a esa etapa” de las AFJP, en torno a la reforma jubilatoria.
A tono con la medida nacional instada por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), la medida tuvo su réplica en la capital pampeana. Los docentes se reunieron en el centro de la ciudad, y reclamaron entre otros puntos, por el Impuesto a las Ganancias.
Desde las 10, los maestros de primaria y secundaria se comenzaron a reunir en la plaza San Martín, donde tuvo lugar una asamblea y una pequeña marcha, posteriormente. Hubo carteles de Utelpa Quemú Quemú, seccional Oeste, General Pico y Eduardo Castex.
Claudia Fernández, máxima referente del mayor gremio docente a nivel provincial, señaló respecto al acatamiento, que “a pesar de que puede haber alguna disparidad manifiesta del 70 por ciento para arriba del acatamiento, en algunas localidades está en eso, en otras en 90 por ciento”.
Aseguró que “en el ámbito nacional, un 100 por ciento en Misiones, hasta un 80 por ciento en Capital Federal. El reclamo viene manifestándose desde principio de año y venía con compromisos que no se están cumpliendo: por un lado, son acuerdos paritarios que no se cumplen y por otro, el cierre de la misma paritaria nacional con una orden expresa de no apertura de paritarias provinciales”.
Fernández agregó que “hago la salvedad que en La Pampa no habíamos cerrado a paritaria y nosotros dijimos que nos mantendríamos negociando todo el año respecto a la gran preocupación del problema socio económico que hay en el país y cómo las políticas actuales vienen pegándole a los trabajadores del país”. Luego de celebrar una pequeña asamblea en la céntrica plaza, las y los docentes marcharon hasta Casa de Gobierno.

Ministra.
Respecto de la “injusticia” del paro en la provincia, dicho por la ministra de Educación, Cristina Garello, la sindicalista mencionó que “algunos dicen que tenemos un paro solidario; no es así. A principio de año, la paritaria nacional nos posibilitó avanzar en el incentivo docente de 510 pesos a 1.210 pesos, que tenemos ahora en el mes de agosto”.
Por otro lado, Fernández señaló que “cuando nosotros hablamos del no a la reforma jubilatoria, estamos hablando de una ley ómnibus atada en el Congreso, donde se habla de armonización de las cajas jubilatorias, nosotros estamos en defensa de que sean sin reforma en edad y en cómo se saca el haber, pero además, en contra totalmente de las AFJP”.
Continuó manifestando que “cuando se habla de un fondo previsional realmente tenemos miedo de volver a esas etapas; por otro lado, estamos en un paro por el Impuesto a las Ganancias”, aseguró.
Confió en que “la ministra, desde su lugar, puede estar mirando sesgadamente, cuál es la realidad y puede estar viendo una parte muy mínima de ella. Pero por el otro lado, también tiene que tener conciencia que en esta paritaria nuevamente se vuelven a presentar sumas fijas que venimos rechazando desde hace años, y nuestro eje en la paritaria fue modificar la estructura salarial; ya no tenemos en el sector ninguna suma que no sea remunerativa y volvemos con esta cuestión, que pertenecía a la época neoliberal”, destacó.
Para la sindicalista, “la paritaria tiene que mirar cuáles son los ejes nacionales que van a beneficiar a la provincia porque si no hay una nueva ley de financiamiento, el 40 por ciento que viene de Nación, no va a venir a la provincia; cuando no venga, lo va a tener que invertir la municipalidad o la provincia”, confió.
Recomendó a las autoridades, que “deberían estar poniendo la voz de las provincias en el Consejo Federal para revertir estas políticas nacionales que le hacen tanto mal al interior”.

Hambre.
La sindicalista confirmó que el ministerio “aumentó las partidas para alimentos y hay cuestiones que se han ido solucionando”. De todas formas, planteó como una necesidad el trabajo “interministerial, junto a Desarrollo Social” para atacar otras problemáticas que escapan a la coyuntura escolar.

Compartir