Reclaman sacar placas de la dictadura

POLEMICA POR RECONOCIMIENTO A BARALDINI EN LA POLICIA

El diputado Tindiglia presentó un proyecto para que se retire de todos los edificios públicos cualquier reconocimiento a quienes ejercieron altas funciones del Estado en la última dictadura en La Pampa.
La trascendencia mediática de una plaqueta que se exhibe actualmente en una sala de la Jefatura de Policía de La Pampa con el nombre del represor Luis Enrique Baraldini, quien fue jefe de la policía pampeana durante la última dictadura cívico militar, generó una fuerte polémica y el repudio de diversas organizaciones políticas, sociales y de derechos humanos.
El diputado Eduardo Tindiglia pidió que se retire de “inmediato” de los edificios del Estado provincial, todo tipo de reconocimiento en forma de placa, pergamino, retrato o de cualquier otro modo, a quienes ejercieron altas funciones como gobernadores, ministros, jefes de policía, miembros del Superior Tribunal de Justicia, entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983.
En el proyecto de resolución, el legislador de Nuevo Encuentro también solicitó que se deposite ese material en resguardo del Archivo Histórico Provincial en forma provisoria, hasta tanto se resuelva su destino final, y que estando en vigencia la ley 2103, proceda a reglamentarla y ejecutarla de inmediato para resguardar la documentación producida durante el terrorismo de Estado.

Los fundamentos.
“Es crucial para la consolidación y desarrollo de la vida democrática del país el descubrimiento de la verdad histórica y su valoración crítica a la luz de los derechos humanos. Sin embargo, luego de más de 30 años de democracia ininterrumpida, persisten prácticas y símbolos que recuerdan o reproducen criterios y hábitos propios del terrorismo de Estado”, dijo Tindiglia.
“Se cuentan entre ellos las placas de reconocimiento a personas que están acusadas de haber participado del genocidio cometido en La Pampa en épocas de la dictadura cívica, eclesiástica, mediática y militar que asoló nuestro pueblo entre 1976 y 1983”, agregó.
Afirmó que “es preocupante que persista en la Jefatura de Policía una placa recordatoria de Baraldini, quien fuera jefe de Policía en el período 1976-1979, actualmente detenido y acusado de genocidio y otros crímenes aberrantes contra la humanidad, como así mismo que actuales altos mandos de esa fuerza y del Ministerio de Seguridad no hayan adoptado inmediatas resoluciones al respecto. Lo referido es ofensivo hacia las víctimas del terrorismo de Estado y sus familias”.
Baraldini está acusado en la causa Subzona 14 II de haber cometido más de 350 violaciones a los derechos humanos, que se investigan en la Justicia y durante 8 años permaneció prófugo en Bolivia. Procesado, está alojado en la Unidad 4 de Santa Rosa.

Resguardo.
Sobre documentación sensible relativa al terrorismo de Estado hallada en la Seccional Primera de Santa Rosa, Tindiglia indicó que “es alarmante” que no se haya realizado hasta ahora un exhaustivo examen, resguardo, clasificación y comunicación de la misma, como así también que el hallazgo haya sido una supuesta casualidad y se haya dado a publicidad antes de haberlo remitido al Juzgado Federal que investiga el terrorismo de Estado en La Pampa”.
Recordó que está vigente la ley 2103 de 2004 que declara la publicidad e intangibilidad de todos los documentos existentes en la administración pública provincial y municipal descentralizada, vinculados con la represión ilegal y con el terrorismo de Estado entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983.