Reclamo de monotributistas

Los monotributistas entregaron un petitorio en Casa de Gobierno para el gobernador Jorge donde reclaman el pase a planta permanente de los precarizados. Criticaron duramente al ministro Raúl Ortiz porque no tiene voluntad de dialogar y les da la "espalda a los trabajadores".
Los trabajadores monotributistas que reclaman el pase progresivo a planta permanente llevaron su reclamo hasta la Casa de Gobierno, donde entregaron un petitorio para el gobernador Oscar Jorge, y además volvieron a realizar una ruidosa manifestación en las instalaciones del Ministerio de Bienestar Social.
"No tenemos novedades sobre el pedido de audiencia que le hicimos a (Raúl) Ortiz, es más, empezaron a llamar a compañeros en forma individual para arreglar con ellos pero realmente por conciencia, no accedieron sino que insistieron en la reunión con el gremio", dijo Federico Ignaszewski de ATE.
Un grupo de cien monotributistas de distintos sectores del gobierno provincial, que son trabajadores precarizados por la modalidad de contratación, se concentró en la sede del Ministerio de Bienestar Social. Allí, las quejas fueron directamente contra el ministro Ortiz, que se negó a recibirlos por segunda vez.
Luego, los trabajadores cortaron la esquina de Pellegrini y Quintana y se manifestaron por la calle hasta la Casa de Gobierno, en su reclamo por una salida al conflicto gremial. Hasta el momento las autoridades gubernamentales se negaron a abrir un canal de diálogo concreto para solucionar la problemática.
"Tomamos la decisión de entrar y protestar en el edificio del Ministerio, porque no existe voluntad de Ortiz de dialogar y realmente no sé cómo va a hacer así para conducir una ciudad, si es que gana las elecciones, dándoles la espalda a los trabajadores, así que reiteramos el reclamo para ser recibidos", agregó Ignaszewski.
El sindicalista, de esa forma, hizo referencia a la candidatura de Ortiz a intendente de Santa Rosa por el Partido Justicialista tras la renuncia del gobernador Jorge a la postulación. "Lo único que tuvimos hasta ahora fueron discursos ambiguos de Jorge y de Ortiz", advirtieron los manifestantes.

Pase progresivo.
Al ser consultado sobre las alternativas para solucionar el conflicto, Ignaszewski planteó la posibilidad de "sentarnos a negociar (con el gobierno) y hacer un plan de pase progresivo, donde primero se beneficie a los trabajadores que más tiempo llevan en esta condición y después al resto, pero queremos algo firmado o una ley como ya sucedió".
Actualmente, los gremialistas a partir de un relevamiento calculan que hay entre 2.500 y 3.000 trabajadores precarizados, que fueron contratados en distintas áreas y en diferentes formas. Por ejemplo, en la Subsecretaría de Adicciones "se hace a través de ONG terciarizadas", explicaron.
"Nos movilizamos a Casa de Gobierno para respaldar a los porteros. Vinieron trabajadores de Victorica, General Acha y de otras localidades, esto tomó estado público y la sociedad vio la injusticia; el pase a planta debe resolverse antes de la llegada del próximo gobierno, que debería ser el garante de los puestos laborales", cerró Ignaszewski.