Reclamo en la calle

Ayer a las 20 horas, una multitud se congregó frente al edificio de la Unlpam, ocupando gran parte de la calle Coronel Gil y de la Plaza San Martín, para repudiar las políticas represivas del gobierno nacional. En el acto estuvieron presentes dirigentes gremiales, militantes peronistas, funcionarios públicos, vecinos de la ciudad capital y de localidades aledañas, acompañados de banderas, cánticos y en el final se entonaron las estrofas del Himno Nacional.
Fueron varios los encargados de dirigir sus palabras hacia las personas que se acercaron, entre ellos el escritor Edgard Morisoli, referente del Foro de Trabajdores de la Cultura de La Pampa; Juan Esponda, del Partido Humanista; Eduardo Tindiglia, diputado provincial del Frente Para la Victoria; Cristina Ercoli, de Mujeres por la Solidaridad; Claudio Montenegro, de CTA; Raquel Barabaschi, referente de los derechos humanos de la provincia; y cerró Oscar Nocetti, presidente de CPE.
"Nos hemos reunido para resistir el neoliberalismo". "Hay que ir a los barrios, hablar con la gente mano a mano", expresó Esponda.
Eduardo Tindiglia se refirió a varios temas, entre los que destacó la Ley de Medios de Comunicación, la persecución ideológica y la libertad de expresión. "Ha aparecido un actor político nuevo en todo el país, que es el pueblo que toma como propias las conquistas de los últimos 12 años y sale a defenderlas". Por su parte entendió que es masivo el descontento con respecto a la censura, a la persecución ideológica, a los despidos que generan desempleos y a las políticas de gobierno con las DNU, y dijo "esto es lo que ha generado una situación de preocupación que se está volcando masivamente en las calles, plazas y rutas del país". Asimismo, sobre el final de su intervención, pidió "una Argentina con más grasa militante", haciendo hincapié en las palabras de Alfonso de Prat Gay y Esteban Bullrich y dando cuenta de la cantidad de personas que se habían acercado a la asamblea.
Las palabras fuertes salieron de la boca del presidente de la cooperativa, que propuso levantar la mano -acto realizado por todos los presentes- quién estuviera a favor de "declarar emergencia democrática" y además solicitó "mostrar rechazo en el aeropuerto y Casa de Gobierno ante los funcionarios que vengan a la provincia y tomar medidas que les duelan".
En el acto además se leyeron cartas de algunos sindicatos, como Sipren, Movimiento Evita La Pampa y se expresaron jóvenes de Peronismo Militante.
La asamblea finalizó pasadas las 21.30 horas y se propuso marchar hacia el edificio donde funciona CableVisión.