Recuperan elementos robados durante cuatro allanamientos

PROCEDIMIENTOS CONTRA REDUCIDORES EN SANTA ROSA

La Brigada de Investigaciones realizó cuatro allanamientos orientados a desalentar la compra de elementos producto de ilícitos. Los operativos fueron positivos y tras la investigación, la policía detuvo a tres personas -quienes tenían los elementos en su poder-, que en horas de la tarde fueron puestas en libertad. También se supo que la familia dueña del televisor reconoció el elemento y presentó los documentos correspondientes para poder recuperar el artefacto.
Según informaron desde la Brigada de Investigaciones, los procedimientos fueron llevados a cabo en la zona norte de la capital pampeana, “apuntados a distintas personas que fueron individualizadas como compradores de un grupo de ladrones de la zona”.
Tras los allanamientos, lograron secuestrar un revólver calibre 22, marca Maheli, un televisor Hitachi de 32 pulgadas, una notebook Compaq, una notebook Lenovo, prismáticos, una bicicleta mountain bike marca Raleight, rodado 27.5 y una llave Stilson, marca Bahco 114.
Según detallaron los investigadores, “la notebook Lenovo resultó producto de un robo en el Barrio Obreros de la Construcción. Los elementos permanecerán en sede de la Brigada de Investigaciones para su reconocimiento, en la sede calle Río V y Corona Martínez”.
En cuanto al revólver, se iniciaron actuaciones judiciales por “tenencia de arma de fuego sin su debida autorización”. Respecto al resto de los elementos, cada comprador, deberá rendir cuentas ante la Fiscalía de Delitos Contra la Propiedad y Juicio Directo a cargo de Carlos René Ordás.

Devueltos.
A través de un comunicado de prensa, desde la Brigada informaron que “la bicicleta fue devuelta a su dueño. Corresponde a un robo de hace escasos días, ocurrido en una vivienda de calle 2 de Abril” y agregaron que su dueño contó la había usado “dos meses”, que la había pagado 13.500 pesos y que las ruedas aún tenías las marcas de barro de cuando se le había inundado la casa.
Ayer por la tarde, se supo además que la familia dueña del televisor Hitachi reconoció el elemento. Luego de presentar los documentos correspondientes, la policía acreditó que eran verídicos y se lo entregaron.