Reintroducen guanacos en Parque Luro

INGRESA TROPA DE 30 ANIMALES

Desde el pasado miércoles, comenzaron a desarrollarse quemas controladas de pastizales y de áreas abiertas de caldenal en la Reserva provincial Parque Luro. Las acciones están orientadas a mejorar la condición general de los pastizales del área protegida, al control de arbustos y a la restitución de los regímenes de fuego en dichas áreas.
Fueron programadas por la Subsecretaría de Ambiente y ejecutadas por la Dirección de Defensa Civil. Forman parte de un plan de restauración de ambientes y de reintroducción de especies nativas, que comenzó hace cinco años, con el proyecto de reintroducción de vizcachas.
El próximo paso es el ingreso de una tropa de 30 guanacos. Se trata del herbívoro nativo más grande con que cuenta la provincia y extinguido de Parque Luro hace unos 30 años.
El guanaco fue una especie abundante en los pastizales de médanos característicos de la zona de caldenal, aunque en la actualidad ha desaparecido en gran parte de la provincia y las poblaciones remanentes presentan una importante disminución de individuos. La población actual más importante es la del Parque Nacional Lihué Calel.
Inicialmente se piensa introducir 30 individuos, divididos en tres grupos, que serán distribuidos en las áreas de pastizal que se están restaurando para dicho propósito y se espera que los mismos ingresen durante el mes de octubre.
La intención de los proyectos de reintroducción es contar con una muestra que realmente represente al ecosistema que se quiere proteger, en este caso el bosque de caldén presente en la Reserva Provincial Parque Luro, incluyendo a sus especies nativas más emblemáticas o con mayores problemas de conservación.