Repararán techos de quirófanos

El Ministerio de Salud anunció ayer un nuevo paso en pos de normalizar el ritmo de trabajo en el Sistema de Salud Público, ahora en particular con el hospital Lucio Molas. En este caso, fue el director de dicho nosocomio, Armando Hornos, quien anunció que a partir del sábado comenzará “la reparación definitiva” de los techos de cinco quirófanos de ese hospital, el de mayor magnitud y complejidad de la provincia.
La tarea de reparación estará a cargo del Ministerio de Obras Públicas de la provincia.
Para atender las cirugías de emergencia, el hospital previó un quirófano en particular para atender estas situaciones, que estará disponible mientras avance la obra en los otros cinco.
Si las circunstancias lo exigieran, el paciente a operar será derivado a otro establecimiento para cumplir con la operación.
Los problemas con los quirófanos del Molas sumaban un inconveniente para sostener el ritmo de cirugías que debe atender el hospital Lucio Molas. De hecho, aquellas que podían esperar, eran reprogramadas para favorecer las que revestían carácter de urgente. Esto hizo que se acumulara un importante número de operaciones en lista de espera.
En pos de normalizar esta situación, el gobierno provincial solucionó en el último tiempo el nudo gordiano que se había generado con el sector de los anestesiólogos, profesionales indispensables en cada intervención quirúrgica. La solución a las desinteligencias con los anestesiólogos también ayudará a normalizar el número de pacientes que están esperando su intervención.
Ello ocurrirá, obviamente, cuando los quirófanos sean rehabilitados y se pueda operar a un ritmo de varias intervenciones por día.
En consecuencia, en las últimas dos semanas, el Poder Ejecutivo Provincial dio dos pasos importantes en el mismo sentido: primero destrabó la relación con los anestesiólogos, como paso indispensable para normalizar el ritmo de cirugías programadas, que mostraba un gran retraso y ahora llegará la reparación de los cinco quirófanos que ayudará aún más a descomprimir la situación de retraso con las intervenciones quirúrgicas.