Resectorizan la red de agua potable

LUEGO DE LA FALTA DE AGUA EN LA CIUDAD

A raíz de las numerosas quejas de los vecinos del barrio Pueblos Originarios, personal municipal de AGyS readaptó la estación de bombeo para garantizar la presión y suministro de agua a la zona alta de la ciudad. Posteriormente inaugurado el tanque, esa estación se destinará al Butaló.
El titular de Agua y Saneamiento municipal, Nicolás Echevarria, verificó los trabajos que personal de su área realizó en la mañana de ayer. Los operarios, apostados en la zona de los últimos barrios de viviendas sociales entregados por el IPAV, resectorizó la red de agua modificando la presión de la misma con la estación provisoria de bombeo, ubicada allí desde el pasado verano, para garantizar el servicio considerado básico, por estas fechas estivales.
El funcionario municipal recorrió los trabajos y acompañó el cierre de válvulas para el correcto funcionamiento del novedoso sistema. En diálogo con LA ARENA, expresó que "estamos resectorizando la red, nosotros habíamos colocado un sistema de bombeo provisorio el verano pasado hasta que se inaugure el nuevo tanque, que es el que está previsto para abastecer estas redes", inició.
Agregó que "lo que estamos haciendo ahora es redistribuir el agua de otra forma, de manera tal que el equipo pueda alcanzar a toda la zona. Cuando lo prendimos, el agua se iba a la zona baja, por eso seguían teniendo baja presión en lo que se llama ‘la loma’, que es una zona mucho más alta", expresó.
"Ahora estamos buscando válvulas y las estamos cerrando, tratando de achicar la zona de influencia de estación de bombeo para que en la zona alta puedan tener presión suficiente", analizó Echevarria y de esta forma, garantizar la llegada del líquido elemento con suficiente presión a todas las zonas de influencia.
Sobre la situación actual de habilitación y entrada en funcionamiento del polémico tanque ubicado al ingreso del barrio Pueblos Originarios, Echevarria aseguró que "está siguiendo los pasos de obra normales, todavía no ha sido inaugurado".
Mencionó que "en estos días se está procediendo al vaciado del agua de desinfección, para que cuando esté en marcha no tenga contaminantes microbiológicos; una vez que se inaugure se hace una entrega de parte de la empresa al IPAV, que es el comitente, de ahí nos lo entregan a nosotros y comienza a ser operado", manifestó.
El director explicó que mientras este proceso atraviese los pasos burocráticos necesarios, "nosotros suplimos ese tanque con esta estación de bombeo, que está prevista únicamente para estos barrios. El tanque prevé a futuro una zona mucho mayor; por eso mientras garanticemos que la estación de bombeo funciona, el tanque no es totalmente necesario", argumentó.

Traslado
El funcionario municipal aseguró posteriormente que "sí queremos recibirlo (al tanque), porque una vez que lo pongamos en funcionamiento, esta estación provisoria de bombeo será instalada en el barrio Butaló, que posee un sistema similar pero muy antiguo. Esa es una zona aparte de la ciudad porque está totalmente independizada de los centros de abastecimiento", explicó.
"De esta forma y con este equipo, por un lado vamos a tender a que se generen menos roturas: cada vez que prende el equipo de bombeo genera presión alta de golpe y tiende a romper las conexiones más viejas; esto es tecnología de última generación, son bombas de velocidad variable; o sea que inicia de forma más suave y además se ajusta a la demanda del momento", enumerando las ventajas.
Destacó que "la bomba gira de acuerdo a la cantidad de agua que se le está pidiendo: esto contribuye sobretodo y también a un importante ahorro energético", puntualizó Echevarria.
– Esta estación de bombeo, ¿garantiza el suministro a los nuevos barrios?, preguntó LA ARENA.
– Sí. A toda esta zona del Néstor Kirchner y sobre todo, a la zona alta. La estación de bombeo está ubicada en el predio del tanque, que se construyen a propósito en terrenos altos. De esta forma, le damos agua a la zona alta aledaña al tanque nuevo", finalizó el director.