Retuvieron tres micros sobre siete controlados

Tres micros de larga distancia, de siete que salían, fueron desafectados del servicio en General Pico durante un operativo de la delegación pampeana del Ministerio de Trabajo de Nación, luego que los funcionarios comprobaran que los choferes no habían tenido el descanso suficiente. Los procedimientos, que ya son habituales en esa ciudad, se han mantenido y el último de ellos, realizado el viernes pasado, constató trece infracciones de las empresas entre los catorce choferes que se controlaron.
El delegado local de Trabajo de Nación, Edgardo Senén González, explicó a LA ARENA que el operativo de control de jornadas de descanso de los choferes de micros de los servicios de larga distancia se desarrolló con la colaboración de la Delegación General Pico de la Policía Federal. Hubo cuatro casos en los que se constató que había libretas con irregularidades, uno por falta de descanso, seis por exceso de jornada de trabajo y cuatro por falta de francos.
“Se detectaron trece casos de infracciones en los catorce choferes que se relevaron de los siete micros controlados. Para los casos de irregularidades se comprobó que no tenían el descanso mínimo obligatorio que deben tener los choferes entre jornada, de 12 horas, o que no habían tomado los francos que les corresponden. Por eso se procedió a la retención de los micros -fueron tres casos- hasta que la empresa procediera al reemplazo de los choferes que estaban excedidos. El control se lleva a cabo en la Libreta de Trabajo que los choferes deben portar y ahí se consignan los diagramas de los horarios preestablecidos”, explicó Senén González.
“Las demoras causaron las molestias lógicas de los pasajeros que vieron perturbada su situación ya que esperan llegar a destino en cierto horario, cosa que no podían cumplir. Los reclamos a las empresas fueron solucionados de diferente manera, en algún caso los pasajeros abordaron otro servicio y hubo un viaje que se reprogramó. El enojo de algunos se mezclaba con la comprensión de otros ya que lo que se estaba salvaguardando era la integridad física de los transportados por el riesgo de accidente que implica el trabajo del conductor sin descanso”, indicó el funcionario.
De acuerdo al inciso d del artículo 32 de la Ley 25877, la autoridad administrativa tiene la facultad de clausurar los lugares de trabajo en los supuestos legalmente previstos y ordenar la suspensión inmediata de tareas que -a juicio de la autoridad de aplicación- impliquen un riesgo grave e inminente para la salud y la seguridad de los trabajadores.
Estos controles del Ministerio de Trabajo se suman a los que realizó la Comisión Nacional Reguladora del Trasporte, cuyos inspectores visitaron la ciudad de General Pico en varias oportunidades en los últimos meses, tras las quejas de los usuarios por las pésimas condiciones mecánicas de las unidades.