Reunión de la intersindical rechazó el tope del 25 por ciento

La dirigencia de la Mesa Intersindical entregó un documento. Luego de la postergación de la reunión paritaria prevista ayer, los sindicalistas se declararon en "estado de alerta y movilización". Exigen paritarias libres y sin techo.
Con la reunión paritaria postergada para conocer la decisión salarial a nivel nacional y de otras provincias, los dirigentes agremiados en la Mesa Intersindical dieron a conocer un documento donde se declaran "en estado de alerta y movilización". La actitud dilatoria del gobierno sólo exasperó a los representantes de los trabajadores estatales y amenazan con medidas de fuerza.
La Mesa Intersindical se reunió ayer por la mañana en la sede del Sindicato del Personal de Obras Sanitarias (Sipos). Allí, luego de la firma del mencionado documento, lo dieron a conocer públicamente ante los medios de prensa.
La encargada de leerlo para los presentes fue la representante de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Mary Carassay. Comenzó afirmando que "la realidad nos dice hoy que deberíamos estar sentados en paritarias en lugar de estar haciendo público un documento". Paso seguido, procedió a la lectura del texto.
Dividido en seis párrafos, los delegados estipularon que "nuevamente desde el gobierno nacional y provincial se pretende que la crisis la paguen los trabajadores. Desde la Mesa Intersindical le decimos no a este nuevo ajuste que castiga despiadadamente a los trabajadores. El ministro (Axel) Kicillof tratando de blanquear la inflación anuncia la misma declarando un 3,7 por ciento para el mes de enero pero no dice nada sobre lo que pasó en el mes de diciembre, donde la inflación superó ampliamente esa cifra".
Agregó además que "desde el gobierno nacional se nos pide prudencia, mesura y responsabilidad a los trabajadores, cuando somos las víctimas directas de todos los ajustes, sean éstos producidos por desgobierno, suba o baja del dólar, supermercados, grandes potencias o fondos buitres; siempre los trabajadores pagamos el pato de la boda (sic). El gobierno de La Pampa rompiendo con la autonomía provincial y el federalismo ata sus decisiones al Ejecutivo nacional, ignorando la Ley de Paritarias 2702 y negando el diálogo a fin de buscar soluciones concretas para la familia trabajadora. Poniendo de relieve su carisma neoliberal".
Una vez reconocidas las demandas anteriores y la postura sindical, la nota continuó asegurando que los trabajadores "decimos basta y estamos dispuestos y nos declaramos en estado de alerta y movilización. Basta de ajuste a los trabajadores, basta de mentiras". A partir de allí, el escrito indicó que "durante siete años nos mintieron alevosamente y pacientes hemos esperado solución a nuestros problemas, los jubilados pampeanos piden por el recálculo de sus haberes ya que se perjudicó a todos aquellos que se jubilaron entre 1996 y 2010 con una ley que no los contempla"

Pedidos.
Entre los puntos que detalló el documento, los sindicalistas mencionaron que "reclamamos urgente recomposición salarial, recategorización y exigimos un salario que alcance a cubrir el costo de la canasta familiar, blanqueo de todas las sumas en negro y en gris, pase a planta de todos los trabajadores precarizados y recuperación de todos los convenios colectivos".
El texto finalizó demostrando que "esta crisis la deben pagar aquellos que se enriquecieron groseramente en todos estos años (tales como formadores de precios, pooles de siembra, renta especulativa, casinos, financieras, monopolios, megaminería y depredadores de bienes comunes) mientras coqueteaban con la señora presidente, por lo que haremos valer nuestro derecho con la única herramienta válida que tenemos los trabajadores, que es la calle".
La última frase rezó la exigencia de "apertura de paritarias libres y sin techo".

Riela.
Finalizada la lectura, tomó la palabra el secretario general de los empleados judiciales, Ceferino Riela. Dijo que el gobierno "indudablemente, nos está ninguneando". Agregó que "tenemos reclamos históricos como la restitución de los convenios, la ley de porcentualidad de los judiciales, monotributistas, hay mucho por hacer en la provincia en lo que tiene que ver con el cumplimiento de los derechos adquiridos que nos han suspendido por una ley de emergencia. Creemos que el Estado provincial le está tomando el pelo a los trabajadores, si afirman el deseo de mantener el diálogo pero nos suspenden la paritaria", manifestó.