Riego: marcha atrás con la estatización

El secretario de Obras Públicas, Daniel Ucciardello, afirmó ayer que el municipio avanzará en una nueva licitación para prestar el servicio de riego, una decisión con la que se frena la idea de estatizar el servicio.
El municipio capitalino tiene decidido avanzar en una nueva licitación para la prestación del servicio de riego de las calles de la ciudad de Santa Rosa, dejando de lado la posibilidad de la estatización del sistema, que actualmente prestan los privados que tienen contrato vigente.
"Se cayó la operación del leasing, no se pudo avanzar así que vamos a proseguir por ahora con los contratos vigentes, hay una opción de una prórroga que es hasta tres meses como máximo y la idea es en ese plazo hacer una nueva concesión del servicio", dijo Daniel Ucciardello, secretario de Obras Públicas.
El funcionario municipal agregó que "se va a hacer una nueva licitación" y que ante la necesidad de reacomodar las zonas de la ciudad donde se presta el servicio de riego -a raíz de la incorporación de nuevos barrios- "hay que analizar si se modifican los recorridos para llegar a todos los sectores de Santa Rosa".
En la nueva licitación, según planteó el secretario Ucciardello ante la consulta de LA ARENA, se realizará también directamente un ajuste en los costos al momento de la convocatoria, considerando los incrementos que pueden observarse desde la gestión comunal en el funcionamiento, el equipamiento y el personal necesario para prestar el servicio.

No prosperó.
Desde la comuna, habían planteado la intención de estatizar el servicio de riego, aunque posteriormente se avanzó con el leasing que finalmente no prosperó. Es más, el secretario de Gobierno, José Sevilla, planteó que "la decisión de hacernos cargo del riego responde a que el servicio tal como se está prestando no nos satisface".
De acuerdo a las fuentes comunales consultadas por este medio, el municipio informó que "tenían que prorrogar los contratos privados, y que el leasing quedó desierto, con la presentación de una única oferta del Banco Patagonia, con una tasa anual muy alta; eso indica el enfriamiento de la idea de estatizar el servicio de riego".
Los concejales del Frepam rechazaron en su momento la ordenanza municipal que autorizó el leasing, porque consideraron que se utilizó una mayoría "incorrecta" para avanzar. En este sentido, los ediles podrían solicitar en el Concejo Deliberante local que se derogue la ordenanza por problemas "serios" en la redacción, explicó un dirigente opositor.