Rige mañana el nuevo esquema de estacionamiento en Plaza San Martín

PROTESTA DE TRAPITOS

A partir de mañana, el estacionamiento alrededor de la plaza San Martín comenzará a tomar la forma que las autoridades actuales de la ciudad quieren darle. Sobre la avenida San Martín, del lado de la plaza, no podrán estacionar autos particulares, pero sí en la vereda de enfrente, del lado del municipio, salvo en el espacio para el transporte escolar (en los horarios indicados), es decir, frente al jardín de infantes que funciona en el viejo edificio de la Escuela 2.
¿Qué vehículos podrán aparcar sobre la vereda de la plaza? Habrá un espacio exclusivo para el Puelchito (el vehículo con forma de tren que recorre la ciudad con visitas guiadas), tres para vehículos de personas con discapacidad, prensa, emergencias y el resto para vehículos oficiales, pero no solo del municipio sino de otros organismos del Estado (local, provincial o nacional) e incluso de otros municipios, como micros.
El director de Tránsito de la ciudad, Víctor Riera, aclaró que la denominación “vehículo oficial” no incluye a los autos particulares de los funcionarios de ningún orden. Añadió, además, que en la vereda de enfrente se quitarán los cebrados actuales para que allí sí puedan aparcar vehículos particulares, con la mencionada excepción del espacio para el transporte escolar, a metros de la esquina con la calle Mitre.
Como se informó en otras oportunidades, sobre los tramos de las calles Avellaneda y Gil que dan a la plaza, se instalarán las dársenas para taxis y los estacionamientos para motos. Esto implicará que los cebrados para taxis que están en las veredas de enfrente a la plaza, de uno y otro lado, se eliminarán. Lo mismo ocurrirá con los estacionamientos para motos que están frente a los bancos Nación e Hipotecario.
“Esto implica que los autos que ahora estacionan en San Martín, frente a la plaza, tendrán otros lugares que se liberarán. Incluso se podrá estacionar frente a la Catedral, con excepción del cebrado que se va a realizar frente al ingreso a la cochera, que quedará reservado para el auto de la iglesia”, explicó Riera.
La única de las calles que rodea a la plaza que no tendrá ninguna intervención será Yrigoyen, entre Gil y Avellaneda, donde las cosas seguirán como hasta ahora.

Polémica.
La proximidad de la medida volvió a desatar una polémica con las personas que trabajan informalmente como “lavacoches” en San Martín, entre Gil y Avellaneda. De hecho, ayer por la mañana un grupo de ellos se cruzó a la vereda del municipio e instaló allí una carpa de protesta.
“Nos habían dicho que trabajáramos tranquilos hasta que nos dieran una solución, pero nos encontramos con que hacen esto a espaldas nuestras”, dijo uno de ellos a Radio Noticias 99.5. Los trabajadores informales ya habían realizado una protesta similar meses atrás cuando trascendió las intenciones que tenía el municipio de restringir el estacionamiento en ese lugar.
Desde el municipio aseguran que en la oportunidad anterior, cuando un grupo de los afectados se reunió con autoridades de la ciudad, dos de ellos iniciaron trámites para comenzar a desempeñarse en el sector privado, en un empleo formal, mientras que al resto se les ofreció capacitación. Sin embargo, los jóvenes piden algo más que eso, pues aseguran que necesitan obtener el ingreso que actualmente logran en la calle, lavando autos.

Debaten una ampliación
Mañana, a las 19, en el Salón Azul del edificio municipal, se reunirá el Consejo Consultivo de Tránsito. Entre los temas que componen el temario está el proyecto de ordenanza que promueve la ampliación de estacionamiento medido y control, un proyecto que el año pasado presentó la Cámara de Comercio Industria y Producción al municipio y que desde entonces está en debate.
La iniciativa propone duplicar la zona de estacionamiento medido y dotar de tecnología al sistema de control para que los automovilistas puedan abonar la tarifa de forma electrónica, pro ejemplo, a través de los teléfonos celulares.
En proyecto incluye también la rediscusión de las zonas de carga y descarga (cota a vehículos y horario de descarga); estacionamiento en calles Yrigoyen y 9 de Julio (tres cuadras) para ascenso y descenso de carga y descarga; sentido de circulación de calles específicas; estacionamiento de una sola mano en arterias específicas; lavado de vehículos en la vía pública y estacionamiento en 45º en la calle Alsina, entre Antártida Argentina y Pellegrini.