Ripa: “No se puede esta subsidiando por siempre”

Miguel Ripa explicó que el incremento de los combustibles de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) “ronda el seis o siete por ciento” y argumentó que la suba estaba prevista, aunque la justificó asegurando que “el país debe adquirir mucho combustible y lo paga a precios internacionales; no se pueden estar subsidiando estos costos por siempre”.
En diálogo con Radio Noticias, el presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de La Pampa; Miguel Ripa, se refirió al incremento registrado en el costo. Mencionó que la finalización del congelamiento de precios máximos se debió a que “la resolución 35 fue ampliada al final del día 20 y las petroleras ajustaron sus precios. Tenían un máximo desde abril que era el que delimitaba la zona del país, durante ese período hubo ajustes de precios por diferencias muy notorias entre las distintas zonas”, explicó.
Agregó que “en YPF el aumento ronda el seis o siete por ciento de acuerdo a los productos. Estaba previsto el aumento, aunque no se sabía cómo se iba a implementar. El país debe adquirir mucho combustible y lo paga a precios internacionales; no se pueden estar subsidiando estos costos por siempre”, aseveró.
-El precio del combustible en el país, ¿es el que debe ser hoy en día?
-Todavía está un poco bajo en comparación con países limítrofes, no puedo saber cuánto es exactamente, pero creo que está un 20 por ciento por debajo.
-En abril se estableció el congelamiento del costo máximo, ahora se aumenta el seis por ciento. Este monto, ¿es el ajuste de estos ocho meses o van a venir nuevos aumentos?
-Creo que va a seguir habiendo actualizaciones, incluso durante este período las petroleras lo aclararon. Van a seguir porque hay que importar. El precio del crudo en el mundo aumentó el 45 por ciento; esto lo paga el Estado con subsidios o lo hacemos los usuarios. Si no nos pasa lo que ocurrió en el último tiempo: nos quedamos sin capacidad de poder tener el autoabastecimiento que teníamos, tenemos combustible barato pero eso se termina si no se hacen inversiones, no hay forma de volver a tener. Ahora vamos a sufrir la falta de inversiones.
Hoy se anunció el principio de acuerdo de Repsol, que es muy importante porque YPF necesita traer recursos para sacar petróleo, ya sea para crear nuevas plantas como para destilar; todo el sistema está con alfileres. El país tiene que volver a tener una matriz energética que pueda ser auto sustentable, no podemos estar pagando 15 mil millones de dólares anuales para la compra de combustibles, teniendo los recursos para poder producirlo nosotros mismos.
-¿Por qué el combustible es más caro en los países limítrofes?
-Aquí es más barato porque está subsidiado por el Estado y forma parte de un programa de gobierno; es una política. En el resto esas políticas son distintas. Convengamos que el precio en nuestro país está liberado, la mayoría de las estaciones de servicio, excepto YPF, podría poner el precio que estipule; después tendrán su conflicto con la petrolera.
-Históricamente, ¿cuál es el precio del litro de combustible a nivel dólar?
-En nuestro país, siempre ha sido a menos de un dólar; salvo la época del uno a uno. Era más barata porque el precio del barril de crudo en la boca de pozo valía siete u ocho dólares, tuvimos autoabastecimiento y capacidad para cubrir todo nuestro mercado; no había problema. Entonces, el Estado decidió tener un combustible barato.
-¿Cuánto vale, con relación al dólar, el precio de un litro de nafta el Uruguay o Chile?
-Según la cotización del dólar y cuál se tome en cuenta. Tomando en cuenta el dólar blue sería 1,20 dólares. En Venezuela uno lava el coche y le llenan el tanque; en los países de Arabia tampoco deben tener este problema. Estas situaciones, que fueron recreadas hace seis meses en una reunión internacional de propietarios de estaciones de servicio en Latinoamérica que se hace todos los años, se planteó este tema. En ese momento, estas eran las diferencias.

YPF y consumo.
Antes de culminar, Ripa analizó la situación actual de la empresa que volvió a recuperar en nuestro país, el control del paquete de acciones mayoritario. Dijo que ve a la compañía “con mucho entusiasmo por volver a tener lo que se tenía, volver a explotar. Todo el mundo está compenetrado en cuál va a ser el rol de la empresa en el país. A partir de la compra, YPF hizo un cambio a mi criterio, positivo. Por supuesto que en semejante empresa es difícil ver los avances rápidamente, y máxime en situaciones tan complicadas como las existentes, pero a la empresa desde dentro se la ve muy bien y todos pensando que en el corto plazo estemos con una empresa fuerte”, indicó.