Roban en una casa de la calle Illia y se llevan el auto

GRAVE CASO DE INSEGURIDAD EN EL BARRIO VILLA AMALIA DE SANTA ROSA

Los autores del robo también sustrajeron armas, relojes, algo de dinero y artículos de electrónica. La familia que fue víctima del ilícito no estaba en la casa en ese momento. Ya habían sufrido un hecho similar hace ocho años.
La familia Fitte-Pisandelli sufrió entre el sábado a la noche y el domingo por la madrugada un robo en su casa de la calle Illia 1460, entre Toscano y Grassi, en Villa Amalia. Gustavo Fitte informó a este diario que el sábado se fueron al campo que poseen en cercanías de la ciudad. El plan era volver por la noche, pero decidieron quedarse a dormir y regresar al otro día.
Al volver a su hogar se encontraron con pésimas noticias. El portón estaba abierto, faltaba el auto, un Toyota Corolla, y una de las ventanas de frente de la casa, que da a la colectora de la avenida Illia (Ruta 5) estaba rota.

Alarma.
“Estaba la casa sola. Entraron y nos robaron el auto, que estaba estacionado acá en el ingreso, un televisor, una tablet, una computadora, relojes, anillos, un GPS y dinero que mi hija tenía ahorrado para un viaje”, explicó el vecino. También se llevaron de la vivienda una carabina calibre 22 y “un revólver viejo”, al decir del propio vecino.
La vivienda tiene alarma pero no la habían puesto porque pensaban ausentarse solo por unas horas. El vehículo fue encontrado por la Policía ayer por la mañana, poco antes del mediodía, en San Roque y Madre María, en el barrio Los Fresnos, al sur de Santa Rosa. Una grúa policial lo cargó pasadas las 13 horas.

Sorprendido.
“Me sorprende que hayan entrado porque el auto estaba parado en la entrada del garaje y había quedado una radio prendida en el interior de la casa, con lo cual, tranquilamente, podrían haber pensado que había gente adentro”, reflexionó Fitte.

-¿Se llevaron mucho dinero?
-No, solo unos ahorros de mi hija, para un viaje. Nunca tenemos dinero, ni joyas en la casa.

-¿Ya les había ocurrido antes?
-Una vez, hace como siete u ocho años. Esa vez nos dieron vuelta todo y se llevaron de todo.

Cuando LA ARENA visitó el lugar, en horas del mediodía, todavía estaba el personal de la Seccional Primera de Santa Rosa y de la División Criminalística de la Policía de La Pampa realizando tareas en la propiedad. Dos patrulleros permanecían estacionados frente al domicilio. También estaba el delegado local de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, Pedro Pisandelli, cuñado de Fitte.