Robaron dos bombas de achique de la laguna

PROBLEMAS POR LA FRECUENCIA DEL RIEGO EN LAS CALLES DE SANTA ROSA

Autores desconocidos sustrajeron el equipamiento situado sobre la calle Gobernador Duval, al norte del predio recreativo santarroseño. Los camiones deben cargarse en la calle Felice donde, a su vez, una de las bombas está rota.
Autores desconocidos robaron el lunes dos bombas para extracción que estaban ubicadas, sobre la calle Gobernador Duval, al norte del predio de la laguna Don Tomás de Santa Rosa. La información fue proporcionada ayer a este medio por fuentes de la Seccional Segunda. Las fuentes indicaron que el episodio se originó cuando los sujetos sustrajeron las bombas cuya función radica en cargar los camiones que riegan las calles de tierra de Santa Rosa. Cada uno de estos equipos cuesta 60 mil pesos y pesa alrededor de 50 kilogramos. "Son de hierro, tienen motor, y pesan unos 50 kilos cada una por lo que hasta se la podrían haber robado de cualquier manera, de a pie o caminando", expresaron los voceros consultados por este medio.
Tras apropiarse de las bombas, los desconocidos se dieron a la fuga. "Hasta el momento no tenemos novedades al respecto de los individuos pero la investigación continúa", expresaron las fuentes. Y reconocieron: "Es difícil poder tener conclusiones al respecto porque de manera obvia no pudimos recolectar huellas ni rastros".

Falta riego.
La Policía indicó que el sábado los empleados municipales se dirigieron a este sector de la laguna Don Tomás donde desarrollaron su labor con normalidad. "Luego, transcurrió el fin de semana, y el lunes un operario volvió a sector y comprobó que faltaban las dos bombas de extracción que sirven para cargar los camiones regadores de la Municipalidad de Santa Rosa", sostuvieron los voceros consultados por este diario. Fue en ese momento que el empleado radicó la denuncia ante los efectivos de la Seccional Segunda de esta ciudad.
Por este motivo, y durante el transcurso de la semana pasada, los operarios cargaron los camiones con dos bombas ubicadas sobre la calle Felice. Sin embargo, los problemas continuarían. Uno de los equipos está roto por lo que se sobrecarga de trabajo a la bomba restante que, por este motivo, deja de funcionar por algunos momentos. Esta situación trajo problemas. La frecuencia con la cual los camiones regadores pasan por las arterias es menor a la habitual. Y las elevadas temperaturas son un factor que complica la situación.
Vecinos coincidieron ante una consulta de este medio que en calles donde se regaba al menos dos veces al día, en la actualidad el camión apenas pasa una vez lo que genera el enojo generalizado de parte de la comunidad santarroseña.