Robo, persecución y una mujer grave

SINIESTRO VIAL EN VILLA SANTILLAN

Cintia Rivarola permanece en grave estado luego de que un joven que escapaba de la policía la atropellara en México y Chile. El fugitivo, que según el fiscal Cazenave tiene “frondosos antecedentes”, permanece detenido.
“La levantó en el aire. La chica voló uno cuantos metros y cayó con todo el peso. Yo no me quise acercar porque me dio mucho miedo. Es el primer choque que veo y no supe qué hacer”. Así describió una vecina de Villa Santillán al siniestro vial en el que una joven de 27 años resultó con graves heridas luego de que un muchacho que escapaba de la policía la chocara con su auto. Ocurrió ayer a las 15, en la intersección de Chile y México, sitio adonde la mujer, identificada por fuentes judiciales como Cintia Rivarola, que iba a bordo de una Guerrero 110 -color negra y rojo- fue brutalmente colisionada por un Fiat Duna -color gris, dominio RSD540- que maniobraba Miguel Angel Roldán, un joven de 28 años al que la policía sorprendió cuando robaba el estéreo de un auto en la calle Pestalozzi.
La secuencia fue la siguiente: a las 15 en punto, Roldán rompía el vidrio trasero de un Volkswagen Senda que estaba estacionado sobre la calle Pestalozzi al 300 y se robaba un estéreo. Un vecino del lugar lo vio adentro del vehículo y alertó a la policía sobre lo que estaba ocurriendo frente a su casa. No solo eso: aportó las características del auto y el número de patente. En pocos minutos, llegó un móvil de la Seccional Tercera, y al verse acorralado, Roldán encendió el Duna. Allí comenzó una persecución que terminó en la intersección de Chile y México, adonde el fugitivo impactó a la moto en la que iba Rivarola y que circulaba por la calle México, de oeste a este. Pero el hecho no terminó allí. Tras la colisión, Roldán pretendió continuar la huída con el auto destrozado, a alta velocidad, con rumbo sur. Sin embargo, cuando quiso doblar hacia la calle Mariano Pascual, reventó dos cubiertas y el auto se detuvo a mitad de cuadra. De inmediato, dos motos de la Oficina de Accidentología le cerraron el paso y lo redujeron. El joven “estaba golpeado”, dijo uno de los efectivos que lo aprehendió.

Relatos.
Como consecuencia del impacto la joven Rivarola quedó tendida en el suelo con evidentes fracturas en sus miembros inferiores y un corte profundo en la cabeza que le hizo perder mucha sangre. La moto, hecha añicos, totalmente desguazada, quedó apoyada sobre el cordón cuneta rodeada por las pertenencias que la conductora perdió en el choque. El casco protector que llevaba puesto la muchacha se le salió en la caída. Al ver el estado en el que se encontraba la joven, el equipo del SEM la trasladó de urgencia al Lucio Molas. Al cierre de esta edición, el fiscal Oscar Cazenave informó que “Rivarola fue derivada a la Fundación Faerac” adonde “permanece internada en grave estado, con pronóstico reservado”.
El auto de Roldán quedó destrozado en el frente, del lado del acompañante, lateral con el que impactó a la joven. Sobre el asiento, un cronista de LA ARENA observó el estéreo que el muchacho había sustraído en la calle Pestalozzi.
Uno de los policías que participó de la persecución dijo que en plena huída “Roldán nos encaró al medio” y que ellos “venían a unos 50 metros detrás del Duna, a una velocidad menor”.
Otro dijo: “A Roldán le dicen ‘el Ojón’ y es un muchacho con muchos antecedentes, bien conocido en el ambiente delictivo”. Ahora, “el Ojón” permanece detenido a disposición de la Justicia ordinaria. Su situación no es la mejor: dependiendo de la evolución de Rivarola, deberá enfrentar cargos por robo, atentado y resistencia a la autoridad y lesiones gravísimas.

Antecedentes con maniobras peligrosas.
La persecución que terminó mal en Villa Santillán no fue la única que conmocionó a los pampeanos en los últimos meses. El 5 de enero de este año, en el barrio Obreros de la Construcción, Jorge Díaz (29) murió luego de haber sido perseguido por la policía por evadir un control vehicular: a bordo de un Volkswagen Gol el hombre perdió el control del rodado en la calle Maestros Puntanos al 3300, impactó el frente de dos viviendas y dio medio tumbo hasta quedar entre una construcción y una columna de alumbrado. Falleció minutos después del hecho en el hospital Lucio Molas. El joven, se supo después, tenía un pedido de captura.
El 6 de marzo, en General Acha, una camioneta de la Agencia Nacional de Seguridad Vial volcó en medio de la persecución de un motociclista que se había dado a la fuga en un control. Las personas que iban en la pick up (dos empleados municipales y un funcionario del Ministerio de Seguridad) sufrieron lesiones que fueron de carácter leve. Por el hecho se inició un expediente simple, sin intervención de la Justicia. En un primer momento, fuentes extraoficiales indicaban que uno de los ocupantes de la Ford Ecosport era el ministro Juan Carlos Tierno, pero esa versión fue desmentida días después.