Roo: “El ministro miente”

LA FUNDACION GUADALUPE ALIENTA UN CAMBIO DE RUMBO EN LA GESTION

La directora del programa sostuvo que el ministerio está en conocimiento de toda la información y refutó que internen a personas sin conocimiento de la cartera. “Los lugares de rehabilitación son necesarios”, sostuvo Roo.
La directora del Programa Guadalupe, Marita Roo, dijo sentirse “profundamente triste” por las recientes declaraciones del gobernador Carlos Verna y del ministro de Salud, Rubén Ojuez, sobre el trabajo de esa entidad con personas adictas a las drogas. Negó que la entidad no haya presentado la documentación que le solicitó el ministerio, que se interne a jóvenes sin conocimiento de la Subsecretaría y que vivan “de subsidios”, como se afirmó. Consideró como positiva la designación de Adrián Rinaldi al frente de la Subsecretaría.
“Tengo muchas esperanzas porque aunque no lo conozco personalmente, sé que es una persona con profunda sensibilidad social”, afirmó Roo cuando desde LA ARENA se la consultó por el nombramiento de Rinaldi como subsecretario de Salud Mental y Abordaje de las Adicciones, cargo vacante desde la renuncia de Roberto Travaíni.
“Es una persona que hace tiempo ejerce como médico, siempre ha tenido buen trato con los pacientes y andaba arriba de las ambulancias. Eso es muy alentador”, remarcó. Roo contó que al día siguiente de asumir, Rinaldi se comunicó a primera hora con la Fundación a fin de conocer el estado de dos personas que fueron internadas allí por disposición suya. “Eso ya es un cambio importante de actitud, por eso yo tengo muchas esperanzas”, afirmó Roo en una entrevista con este diario.

Paradigma.
A entender de Roo, la política que hasta ahora venía desarrollando el Ministerio de Salud de la provincia, “no estaba bien orientada” por cuanto “los lugares de internación son necesarios ya que hay gente que sí o sí necesita de un espacio de rehabilitación en el que pueda alejarse del entorno que lo lleva al consumo de drogas”.
En ese esquema entra la Fundación Guadalupe, una entidad de gestión privada creada a instancias del fallecido cura Ricardo Ermesino. Aunque privada, Guadalupe se sostiene en gran parte con los aportes del Estado “y así debe ser porque el Estado es el responsable de la salud de sus ciudadanos”, consideró.
“En una radio escuché decir que nosotros representamos el viejo paradigma de la rehabilitación. No creo que sea así y no creo que haya un nuevo paradigma ni un viejo paradigma. Lo que creo es que los centros de internación son necesarios porque hay personas que pueden rehabilitarse en un centro de día, pero otras no”.

Refutación.
Tras reiterar que la medicación por si misma no alcanza para rehabilitar a algunos adictos, Roo afirmó que las personas que han logrado rehabilitarse merced a su paso por la Fundación Guadalupe “son muchísimas” y hoy están plenamente insertadas en su ambiente social, laboral y familiar.
“Por eso me pone muy triste escuchar cuando dicen que el programa no dio resultados ni dio respuestas concretas a las personas adictas. ¡No tienen idea de cuánta cantidad de gente confía en nosotros, y ha confiado y hoy están reinsertados. Ni idea tienen!”.
“No pueden decir gratuitamente que el programa no dio resultados. Si vamos a cerrar que sea porque no hay más pacientes para atender, y no porque tenemos la soga al cuello”.
En respuesta a recientes afirmaciones, Roo negó rotundamente que se internen en Guadalupe personas con problemas sin conocimiento de la Subsecretaría. “Lo que pudo haber pasado en alguna oportunidad -aclaró- es que vino una persona un viernes a las 7 de la tarde a pedirnos ayuda, lo ingresamos, y recién el lunes a la mañana lo pusimos en conocimiento de la Subsecretaría”.

Auditorías.
“Dicen que no entregamos la información y eso también es mentira. Desde marzo que no paramos de tener auditorías contables, de asistentes sociales, psicólogos”, aseguró. “¿Quieren saber cuánta gente trabaja en la Fundación? Que vengan y se van a enterar y los van a conocer. Los que quedan, porque ya se fueron tres psicólogos, y con toda razón porque no podemos pagarles”.
“¿No saben cuánto cobramos? Cobramos 312.000 pesos mensuales que se reparten entre 24 profesionales, además de atender costos de funcionamiento”.
“No sé cuál es el sentido de todo esto”, abundó. “¿No saben quiénes son los internados? Eso tampoco es real, porque lo tienen en cada historia clínica”.
Por último y en respuesta a una reciente afirmación del ministro Rubén Ojuez, Roo negó también que “vivamos en base a subsidios”, como dijera el funcionario. “El único subsidio que cobramos fue el 2 de junio, y lo habíamos pedido en noviembre. El otro, aún está a las vueltas. ¿Eso es vivir en base a subsidios para el ministro?”.

Recital de “La Renga”.
“Lo que no queremos es que pase con nuestros hijos y nuestros jóvenes lo que pasó el fin de semana con (el recital de la banda de rock) La Renga, que íbamos por la calle y veíamos a los jóvenes consumiendo drogas delante nuestro”, afirmó Roo respecto al concierto que reunió a unas seis mil personas en Castelevecchio. “Yo misma los veía cuando se daban ‘un saque’, nadie me lo contó. Yo no quiero eso para nuestros jóvenes, para mi ciudad, ni para mi provincia ni para nuestros nietos”.

Compartir