Ros, con restricción

POR EL CASO BABILONIA

El Poder Judicial realizó una audiencia de reexamen de medida de coerción en la causa donde está condenado a 8 años de prisión por abuso sexual el dueño del boliche Babilonia, Eduardo Ros. Los jueces que integran el Tribunal de Audiencia, Gastón Boulenaz, Carlos Besi y Carlos Mattei, determinaron una serie de medidas que Ros tendrá que cumplir mientras la sentencia no esté firme, según se informó de fuentes judiciales.
La fiscal a cargo del caso, María Cecilia Martiní, solicitó a los jueces una serie de disposiciones judiciales que el condenado debe cumplir, entre las que se cuentan “fijar un domicilio en la ciudad y presentarse cada quinde días ante el Ministerio Público Fiscal”. También le ordenaron “que no mantenga ningún tipo de contacto con la víctima, ya sea acercándose personalmente o por vía telefónica o redes sociales”.
Eduardo Ros fue condenado el 23 de septiembre por el Tribunal de Audiencia a ocho años de prisión, bajo la acusación de ser autor material y penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal en contexto de violencia de género.
El otro imputado en el caso, Juan Martín Barreras, quien era relacionista público del desaparecido boliche “Babilonia” (que funcionaba sobre la calle Pellegini de esta ciudad), fue absuelto del delito de abuso sexual con acceso carnal -en tres oportunidades- por el cual había sido acusado durante el juicio oral.

Compartir