Sancionaron a cuatro docentes por viajar al exterior cuando estaban con carpeta médica

Cuatro docentes que se desempeñan en la provincia fueron denunciados penalmente por la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) debido a que realizaron viajes al exterior mientras usufructuaban licencias médicas.
Las actuaciones del órgano de control se iniciaron en el transcurso del corriente año mientras se avanza en la investigación “de numerosos casos” similares, según destacó la Fiscalía en su página web (www.fia.lapampa.gov.ar) mediante el título “Fraudes a la Administración Pública por medio de licencias médicas”.
El organismo conducido por el fiscal Juan Carlos Carola destacó que “a través de informes requeridos a la Dirección Nacional de Migraciones y a la Dirección de Frontera y Asuntos Internacionales de la Gendarmería Nacional, se avanza en la investigación de numerosas denuncias por esta temática, que ocasiona perjuicio al erario público”.
Y añadió que en cada caso, según corresponde, se dio vista al Consejo Superior Médico, al Colegio de Psicólogos o a la institución competente en materia de control del ejercicio profesional de que se trate, “a fin de que evalúe el accionar de los profesionales involucrados, conforme las pautas éticas aplicables a cada disciplina”.
Además, “se procedió, en una actuación, a la formulación de denuncia penal, por presunto fraude a la Administración Pública ante el goce de licencia por atención familiar de un agente público, habiéndose acreditado el egreso/ingreso del país en el transcurso de dicha carpeta médica”.
Luego de destacar que la FIA reiteró en varias ocasiones investigaciones de ese tipo, “dando lugar a sanciones disciplinarias”, se detallan los cuatro casos denunciados.

“Falta grave”.
En la Resolución 838/16 del ministerio de Educación de la provincia se aplicó una suspensión de 30 días a la docente Hilda Elizabeth Martínez porque se comprobó que en 2014 viajó a Chile mientras tenía en vigencia una carpeta médica.
“La docente en cuestión no ha efectuado la justificación que menciona la legislación vigente, vulnerando las disposiciones del
artículo 132 de la Ley 643 y trasgrediendo con su accionar lo establecido en el artículo 5 inciso h) de la Ley N° 1124”, destacó la resolución y agregó que “…si bien la docente en cuestión no posee antecedentes disciplinarios, el hecho constituye una falta grave que afecta el buen funcionamiento de las instituciones educativas del Estado”.
El ministerio, frente al pedido de la FIA, decidió “aplicar la sanción de 30 días de suspensión previstas en el artículo 80 inciso
ch), en virtud del artículo 84 inciso a) de la Ley N° 1124 y sus modificatorias”.
En tanto, en la resolución 164/17 se detalla el sumario administrativo a Norma Beatriz Naser, quien pidió licencias
correspondientes a asistencia familiar en las mismas fechas en que emprendió un viaje al exterior.
Si bien la docente viajó mientras tenía una licencia sin goce de haberes, “utilizó a tal fin un medio artificioso para producir
un engaño a la Administración Pública, evidenciando un accionar destinado a efectuar ese viaje sin resentir el cobro de sus haberes, ni renunciar a los cargos de los cuales era titular”.
La resolución considera una falta “grave, en tanto implica una pérdida de confianza por parte del Estado empleador…” y
que “…de acuerdo a lo manifestado por la propia agente en su descargo, durante la licencia sin goce de haberes siguió percibiéndolos, motivo por el cual deberá por donde corresponda gestionarse el reintegro…”.
El Tribunal de Disciplina, en tanto, concluyó que Naser “desplegó una conducta especulativa y maliciosa para solicitar licencias que justificaran su ausencia mientras realizaba un viaje al exterior, en el período comprendido entre los días 24 de agosto al 4 de septiembre de 2015”. Finalmente la ministra de Educación, Cristina Garello, le aplicó tres días de suspensión.

Directora.
En la resolución 165/17 la sancionada fue la docente Valeria Ruth Marotti, directora de la Escuela Provincial de Educación Técnica 8 de Telén y docente de la Escuela Provincial Agrotécnica de Victorica, quien del 21 al 30 de mayo de 2016 salió del país mientras gozaba de una licencia médica. En este caso se aplicó una suspensión de 20 días.
El cuarto caso fue publicado en la resolución 166/17. La sancionada con 30 días de suspensión fue la docente Miriam Mabel Alcorta, quien viajó a Perú el 24 de septiembre del año pasado y regresó ocho días después, el 2 de octubre.
En su descargo, la docente adujo: “Soy una persona que ha estado en tratamiento psicológico desde marzo de 2015 debido a la constante presión mental inherente a mi actividad profesional, aclaro: además de trabajar en la Escuela de Sordos, ejerzo mi profesión en consultorio particular, en ambos lugares trabajo con niños y jóvenes con discapacidad, cada paciente requiere un proyecto de trabajo individual. Indudablemente, estos acontecimientos que se vinculan a mi salud mental y emocional, hacen mella en mi persona y psiquis, requiriendo para atemperarlo del tratamiento terapéutico de una profesional de la psicología”.