Se aprobó el pliego de Marita Mac Allister para presidir el Tribunal de Cuentas

Una situación insólita se produjo en la sesión de ayer en la Legislatura provincial, cuando se realizó la votación -culminó con 22 votos a favor y uno en contra- que determinó la aprobación del pliego de Marita Mac Allister para presidir el Tribunal de Cuentas de la provincia.
Previo al inicio, un diputado del PJ comentaba en los pasillos que el propio presidente de la Legislatura, Mariano Fernández, ayer a cargo del Ejecutivo -la sesión fue presidida por la vicepresidenta primera, Alicia Mayoral-, habría gestionado para conseguir los dos tercios que se necesitaban, y que se consiguieron.
No obstante, y pese a que también se rumoreaba, no dejó de causar sorpresa el momento en que los frepamistas se levantaron y se fueron.
Encabezados por Ricardo Consiglio, los diputados del Frepam tomaron sus cosas de su banca, y uno a uno fueron saliendo del recinto: habían decidido no participar del debate; pero hubo una excepción: el radical Carlos Bruno se quedó, levantó su mano y fundamentó porque se diferenciaba del resto de su bloque para avalar a María Alejandra Mac Allister como presidenta del Tribunal de Cuentas.

Con los dos tercios.
La mayoría de 21 diputados aprobó el acuerdo solicitado por el Poder Ejecutivo, con los votos del PJ, de Propuesta Federal, del Mofepa y de Pueblo Nuevo; más el aporte impensado de Carlos Bruno.
Antes que empezara a tratarse el tema, el presidente del bloque Frepam, Ricardo Consiglio, anticipó la actitud que iban a tomar. “Cuestionamos el procedimiento arbitrario del señor gobernador, que con un trato irrespetuoso hacia nuestro bloque generó el mamarracho de esta designación, toda una burla a nuestro pedido de que el presidente del Tribunal de Cuentas fuera de la oposición al gobierno.
Stella Maris Colli argumentó a favor de Mac Allister diciendo que “aseguró que su compromiso será con su conciencia y con la ciudadanía, entendiendo al Tribunal de Cuentas como el guardián de la vitrina pública y comprometiéndose a ser ese guardián”. Por su parte Adriana Leher dijo que Mac Allister “demostró actitud y responsabilidad para cubrir el cargo”, y mencionó el orgullo de la designada por ser “la primera mujer que ocupará la presidencia del Tribunal de Cuentas”.

Falta de respeto.
Los bloques unipersonales -no estuvo Darío Hernández (Frente Renovador)- también votaron a favor: Héctor Fazzini destacó “el método” utilizado por el gobernador Carlos Verna “permitiendo que sea la oposición quien elija”. Daniel Robledo (Pueblo Nuevo), cuestionó a los frepamistas que se retiraron diciendo que era “una falta de respeto. Me parece vergonzoso, me dejaron con la palabra en la boca porque no escucharán lo que tengo para decir. Son irrespetuosos, pareciera que para ellos hay una oposición de primera y otra de segunda. Le agradezco al diputado Bruno que permanezca en el recinto”, sostuvo.
Carlos Bruno argumentó largamente el por qué de su decisión distinta a los de sus compañeros de bancada (ver aparte).

El voto negativo.
Por su parte el diputado kirchnerista Eduardo Tindiglia mencionó que “la nota con los nombres que envió el gobernador Carlos Verna a los bloques opositores, ingresó unos días antes de la desgraciada desaparición de un diputado que permitió el ingreso de otro que formó un bloque unipersonal y así hubo dos bloques a favor de uno de los nombres propuestos y otros dos a favor de otro. Así el gobernador puede decir que hay una falta de acuerdo entre los diputados de la oposición, cuando si hubiera tenido en cuenta la conformación de esta legislatura al momento del ingreso de su nota, aquel empate no se hubiera registrado y, si tomáramos diputado por diputado, la postulación de Daniel Beninatto hubiera vencido 10 a 5, entre los opositores, sobre Mac Allister”, puntualizó.
De todos modos especuló con que “existe un compromiso ideológico entre el vernismo y el PRO y por eso digo que Mac Allister no representa a la oposición y no garantiza el control del gobierno de Verna”.

Bruno, valiente.
Espartaco Marín se refirió a “la valentía del diputado Bruno de permanecer en el recinto”; y lo mismo hizo la diputada Josefina Díaz (Propuesta Federal).
En el transcurso de la sesión se consideró el acuerdo para María Gabriela Manera, para que a solicitud del Poder Ejecutivo cubra el cargo de Asesor de Menores de la Primera Circunscripción Judicial con asiento en Santa Rosa. También en este caso se opuso Tindiglia.

Voto “positivo” de Bruno
“Mi voto es positivo para la señora María Alejandra Mac Allister”, dijo el diputado radical Carlos Bruno, en soledad en medio de una bancada desierta. El legislador no obstante se mostró “convencido de la necesidad de modificación de las normas” en el sistema de selección de postulantes por parte del Consejo de la Magistratura.
“Puedo aceptar el acto de buena voluntad del señor gobernador, pero no deja de ser eso, un acto de buena voluntad”, argumentó sobre la necesidad de esas modificaciones que solicitó.
Expresó que “quedan dudas sobre cual es el método correcto que se debió aplicar para enviar el nombre propuesto. Algunos diputados opinaron que debía enviar un nombre y que el mismo debe ser aprobado por los 2/3 de los votos, otros que debía pasar por el Consejo de la Magistratura y este elevar una terna al gobernador, y lo cierto es que éste envió una terna para que los diputados no oficialistas decidiéramos el nombre, y de hecho todos los bloques terminamos aceptando este criterio porque cada uno elevó un nombre”.
Bruno señaló que “si bien el artículo 104 de la Constitución es claro, la potestad de elegir a los miembros del Tribunal de Cuentas es del Poder Ejecutivo de una terna elevada por el Consejo de la Magistratura. En este caso, en un gesto de buena voluntad, el gobernador delegó en los diputados de la oposición, la elección del presidente del Tribunal de Cuentas”
Y razonó a continuación: “Es de público conocimiento que los 15 diputados no oficialistas, me gusta más que opositores, no supimos o no quisimos ponernos de acuerdo en un nombre de los de la terna y cada uno propuso uno; y el m gobernador, ejerciendo la potestad constitucional, que no puede delegar, envió a esta Legislatura el pliego de la contadora María Alejandra Mac Allister y ahora según lo prevé el mismo artículo 104 debe contar con el acuerdo de esta Cámara”.
Antes de emitir su voto, dijo que “sin hacer juicio de valor sobre la persona propuesta, ya que entiendo que todos los que integraron la terna eran personas capacitadas y con la idoneidad suficiente, mi voto es positivo para María Alejandra Mac Allister”, concluyó.
Desde días antes, mientras en el Frepam se debatía qué hacer ante este compromiso, estaba claro que Carlos Bruno no estaba dispuesto a acompañar una abstención, y mucho menos retirarse del recinto.

Satisfacción de “Colores”
“Celebro que el gobernador y los diputados hayan elegido a Marita para llevar adelante la difícil tarea de dirigir el Tribunal de Cuentas”, dijo el referente del macrismo en la provincia, Carlos Javier Mac Allister.
“Colores” señaló también que fue el “triunfo de la política, aunque ésta última quiso meter la cola pero no era justo ni estaba bien que así sucediera”.
El secretario de Deporte de la Nación dijo que “el estado debe tener a funcionarios que entiendan que ser servidor público es estar del lado de la transparencia y hay que elegir a los mejores en estos puestos tan importantes porque están en juego los aportes e interés de la gente”.
Defendió a su hermana que “a lo largo de su carrera en la administración pública demostró su conocimiento y honestidad, y va a ser difícil reemplazarla en Anses (donde hoy cumple funciones). Hay muchos pampeanos muy preparados y vamos a analizar sus méritos para encontrar a quien tenga similar capacidad de conducción y de servir públicamente de manera intachable”, manifestó.
En el final Carlos Mac Allister celebró que el gobernador Verna “y el bloque oficialista acompañaran” la designación de Marita.

Compartir