Se cumplen 100 años del primer robo del Atuel

ANUNCIO LA FUCHAD

Representantes del gobierno de La Pampa y de la Fundación Chadileuvú (Movimiento Popular Pampeano para la Defensa de Nuestros Recursos Hídricos y Ecosistemas) ayer por la mañana un convenio de cooperación entre ambos estamentos. En la rúbrica del acuerdo estuvieron el ministro de Gobierno y Justicia, Daniel Pablo Bensusan, y el presidente de la Fundación, Héctor Gómez.
“Es un convenio de colaboración que hemos elaborado a instancias de la Fundación Chadileuvú y del gobernador Carlos Verna, en el cual deja sentado el trabajo fundamental de hace muchísimos años que está haciendo la fundación en defensa de los derechos hídricos de la provincia de La Pampa. Creo que son derechos de cada uno de los ciudadanos e interesa a generaciones pasadas y futuras”, contó Bensusan. Asimismo, el ministro consideró que los recursos hídricos en la Provincia ocupan un lugar primordial en la agenda del Estado provincial.
“Para algunos, la lucha por los ríos pampeanos es una batalla perdida o una lucha fútil, pero otros actores sociales comparten los mismos valores que el Gobierno y le dan la misma trascendencia a la reivindicación de los derechos de La Pampa sobre los recursos hídricos provinciales. En ese sentido, hemos decidido unirnos a ellos para seguir avanzando juntos en lo que para nosotros es uno de los temas más importantes de La Pampa”, remarcó.
Por su parte, el presidente de la Fundación Chadileuvú destacó la importancia del convenio firmado con el Gobierno provincial. “La importancia es enorme, porque va a permitirnos mejorar las investigaciones, los estudios, todas las cosas que tienen que ver con los ríos y el medio ambiente, pero especialmente a los ríos. Estamos convencidos que el futuro de La Pampa pasa por sus ríos, o sea, recuperar los ríos que nos robaron y poner en producción plena la zona del río Colorado, ese es el futuro de La Pampa”.

Visita de la Fuchad.
Además, Gómez informó que representantes de la Fundación estuvieron visitando Casa de Piedra y la Colonia 25 de Mayo, donde se reunieron con las autoridades y empresarios del lugar, hecho que resumió en una frase “estuvimos mirando el futuro de La Pampa”.
“Nos quedamos sorprendidos de las producciones que están haciendo, con un altísimo nivel de calidad, mucha inversión y con unos resultados espectaculares”, expresó el presidente de la Fuchad.
En la oportunidad, Gómez transmitió su apoyo al Gobierno de La Pampa por la lucha permanente que viene realizando en defensa de los ríos interprovinciales. “Compartimos totalmente esta lucha y estamos de acuerdo con lo que ha actuado el gobernador y este Gobierno, porque realmente le ha puesto mucho énfasis a la defensa de los intereses pampeanos por sus ríos. Ese es el camino, lo que se tendría que haber hecho siempre, desde que somos Provincia. A veces se hicieron cosas bien, otras veces hubo olvido y a veces, demasiado olvido. En ese sentido, el Gobierno actual está haciendo mucho y nosotros tratamos, dentro de nuestras modestas posibilidades, de aportarle cosas para que se siga la lucha, y también nosotros seguimos peleando”, cerró Gómez.

Difusión y capacitación
Por medio del convenio firmado ayer, la Fuchad se compromete a poner a disposición del gobierno de la provincia de La Pampa todos sus recursos humanos, especialmente capacitados, para colaborar con el Estado provincial en la temática de los recursos hídricos de los ríos Colorado, Atuel y Salado-Chalideuvú-Curacó, como así también sobre la protección y mejora del medio ambiente. Además, acordaron la realización de tareas de difusión, capacitación y asesoramiento para seguir concientizando a la población pampeana.

Atuel: a cien años del primer desvío
En su lucha por el reconocimiento de la soberanía pampeana de los recursos naturales, los integrantes de la Fundación Chadileuvú han dedicado años a la investigación geográfica, geológica, e histórica. Ayer, en una conferencia de prensa que brindaron en la sede de la organización, se conoció un importante dato histórico sirve para comprender de qué se habla cuando se habla del río robado: el escritor Walter Cazenave reveló que, tras leer un informe del Ingeniero Carlos Dillon (1941) se pudo determinar que en 1917, la provincia de Mendoza hizo el primer desvío de las aguas del Atuel en una zona de bañados. Esa obra, comenzó a cambiar profundamente el paisaje oesteño y la vida de Santa Isabel, que por entonces era una localidad con una importante cantidad de habitantes para la época. El primer desvío, puede decirse ahora, es la génesis de un saqueo que sigue hasta nuestros días. Un artículo sobre el tema podrá leerse en una próxima edición del suplemento Caldenia.