“Se dio cuenta que Baldomero vive ahí”

La jueza a cargo del Juzgado Civil 2, María del Carmen García, realizó ayer por la mañana la inspección ocular en la localidad de La Gloria de los lotes 8 y 9, los cuales están en disputa entre Baldomero Blanco, un hombre de 83 años descendiente de ranqueles, que hace más de 22 años vive allí y Roque Medina, quien dice ser el dueño del lugar. Durante el miércoles a la tarde, integrantes de la comunidad Baldomero Blanco, familiares y amigos, realizaron una vigilia en el lugar para acompañar e impedir que Roque Medina intente ocupar el lugar.
Mauro Aromando, integrante de la comunidad, estuvo presente en el lugar y aseguró que “la jueza hizo la inspección ocular de todo lo que está en el lote y se dio cuenta que es Baldomero el que está ahí. De todas maneras esto sigue en proceso, se determinará una fecha donde se presentarán los testigos, y demás, y la jueza resolverá en base a eso”. Añadió que ayer a la mañana “fue la jueza y Roque Medina dijo que todo lo que estaba ahí instalado lo había puesto él, es todo mentira”.
A su vez, Aromando manifestó que “es impresionante que pidan algo que ya estaba construido. Están las evidencias. Baldomero vive ahí, tiene parte de la cocina, el invernadero y un toldo adelante, donde comen cuando va gente”.

Vigilia.
Desde el miércoles por la tarde los amigos, familiares e integrantes de la comunidad se juntaron en La Gloria para apoyar a Baldomero Blanco. “Teníamos miedo de que Medina fuera a usurpar el lugar”, expresó Aromando y aseguró que “fue todo muy pacífico, muy tranquilo y, si bien fue un día de semana y se complicaba para que vaya más gente, el apoyo hacia Baldomero es concreto. Hay mucha gente que lo aprecia”.

Salud.
Baldomero está pasando por una situación que podría poner en riesgo su salud. Mauro Aromando, quien además de ser integrante de la comunidad es amigo de Blanco, indicó que durante el día de ayer tuvo la presión alta: “Tenía alta presión, está mal. No pueden poner en esta situación a un hombre de 83 años”.

Vergüenza.
Aromando calificó de “vergonzoso” que la Justicia le dé lugar a Roque Medina y denunció que “él no tenía idea de en qué dirección quedaba la casa. Si tiene domicilio fijado en Juan XXIII, y dice que vive en La Gloria hace tres años. Es todo mentira para frenar y que el proceso se haga más largo. Con la presentación de estas causas demoró todo. Frenó todo. Esto genera malestar e impotencia, además estamos hablando de una persona de 83 años”.