Se hicieron 71 juicios directos en el 2016

EN SANTA ROSA

La justicia santarroseña impulsó desde la fiscalía a cargo de Facundo Bon Dergham y durante este año, unos 71 procedimientos de juicios directos, vinculados con delitos cometidos in fraganti en esta ciudad. Se trata de un mecanismo que se aplica desde la modificación del Código Procesal Penal.
La cantidad de procesos realizados para el tratamiento de terminados delitos y una rápida sentencia en el marco del expediente judicial correspondiente, es importante, sobre todo considerando que se superó ampliamente desde el mes de enero hasta hoy, los casos resueltos en forma similar durante el año pasado.
De acuerdo a los datos suministros por fuentes de los tribunales locales, en el año 2015 se realizaron 39 juicios directos. En rigor, cabe señalar que son 32 procedimientos menos que los desarrollados durante este año. La caída también se nota en 2014, cuando apenas se hicieron 21 juicios de estas características.

Los delitos.
De los 71 procedimientos de juicios directos realizados durante este año, la mayoría fueron por delitos contra la propiedad, robos y hurtos. También uno fue por coacción, otros dos por violencia de género, uno por tenencia o portación de arma y entre cuatro y cinco por conservación de la fauna silvestre.
Este año, Daniel Sáez Zamora fue el juez de audiencia que se encargó de los juicios directos. Los procesos se canalizan a través del magistrado y el fiscal de Delitos contra la Propiedad y Juicios Directos, Bon Dergham , impulsa los procedimientos desde el Ministerio Público.
La intención de acelerar y agilizar los procedimientos judiciales, para que haya una rápida sentencia, generó algunas cuestiones llamativas como lo sucedido en julio pasado, cuando un hombre fue condenado por la justicia local en apenas nueve horas por el delito de robo simple en grado de tentativa.

El procedimiento.
El juicio directo es un procedimiento que fue incluido en el Código Procesal Penal de la provincia con la intención de agilizar los tiempos judiciales y se aplica cuando una persona es detenida en flagrancia, o acepta la autoría de un hecho, siempre que la pena máxima del delito no exceda una condena de 15 años de prisión.
En estos casos, los tribunales de audiencia deben realizar el juicio en no más de diez días. El Código también señala que si la flagrancia no fue convalidada, igualmente se podrá proceder por juicio directo a petición de la fiscalía y que deberá procederse, indefectiblemente, cuando hubiese un acuerdo entre el imputado y el MP.