Se rompió la paz en la Mesa Intersindical: crisis en los gremios

ATE ACUSO A UPCN DE QUEBRAR LA UNIDAD DE ACCION ENTRE LOS ESTATALES

La Mesa Intersindical atraviesa una crisis inédita. Desde su constitución como frente de unidad de los gremios estatales, es la primera vez que uno de los sindicatos que la integra toma una decisión por separado del resto. El secretario general de ATE, Ricardo Araujo, aseguró que el problema no pasa solo porque UPCN La Pampa tomó una decisión pensando en su conveniencia y no en la del conjunto, sino porque a varios dirigentes de ese conjunto no les está pareciendo mal la jugada del gremio “acuerdista”.
“Hay varios compañeros que están evaluando esta situación. Algunos gremios les conviene aceptar porque así se aseguran su negociación en la paritaria sectorial de temas que tienen pendientes y les interesan también. Si bien los compañeros de UPCN rompieron la unidad de acción de la mesa, otros no ven con malos ojos la posibilidad de arreglar. Y el gobierno opera buscando no un acuerdo económico sino un triunfo político. Todo se conjuga para que pase esto”, evaluó Araujo en diálogo con Radio Noticias 99.5.

La última oferta.
El miércoles, a las 11.30, la Mesa Intersindical volverá a reunirse para escuchar a los paritarios de UPCN, quienes ayer por la mañana participaron de una reunión plenaria que se realizó en el Club El Fortín con la presencia de setenta personas. Por ese motivo, abandonaron anticipadamente la reunión que se realizaba en la víspera en la sede de Luz y Fuerza La Pampa, donde la sorpresa la dio el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá, quien fue a ratificarles que la oferta del viernes había sido la última.
Durante el plenario, los dirigentes de UPCN que estuvieron en la negociación, Alberto Chirino, Claudio Valcarcel y José Rodríguez explicaron lo actuado y recibieron el apoyo de los delegados que participaban. También participó la comisión directiva del gremio, encabezada por el diputado justicialista Jorge Lezcano. El sindicato tomó la decisión de dejar abierto el plenario para que la prensa pueda cubrir sus alternativas.

Tres mandatos.
Cuando finalizó el plenario, Lezcano dialogó con los periodistas. “UPCN fue con un mandato de un plenario del 29 de julio. Los mandatos eran tres: darles más aportes a las categorías que menos ganaban, no perder de vista el porcentaje y que se siguiera la lógica de seguir con los blanqueos de las sumas en negro. El viernes, cuando se llegó al momento en que la paritaria se cerraba por decreto o por acuerdo, nuestros paritarios dejaron en claro que iban a firmar siguiendo los mandatos que tenían”, explicó.
Mientras Lezcano consideró que la decisión adoptada por UPCN “no es para una ruptura”, Araujo anticipó “un debate interno sobre qué vamos a hacer con estos compañeros que tomaron la decisión que tomaron”. “No quisiéramos que la Mesa tenga una ruptura pero debemos actuar como unidad y no como instituciones que toman decisiones según sus conveniencias”, manifestó.

No tan lejos.
El fin de semana, un dirigente de otro de los gremios de la Intersindical aseguró que si no había firmado el viernes era porque no tenía el mandato de su asamblea, pero que aseguró que luego de la propuesta de pasar al básico el “suplemento remunerativo” para que pase a ser bonificable, el acuerdo no estaba tan lejos.
En una vereda un tanto distante, las asambleas realizadas ayer en el hospital Lucio Molas y en localidades del interior, como Intendente Alvear, solidificaron la postura de ATE La Pampa respecto a que el ofrecimiento del gobierno es insuficiente.
A las intrigas en el frente interno, la Intersindical suma la histórica división que mantiene con el gremio docente mayoritario, la Utelpa, que el viernes firmó el acuerdo con el gobierno gracias al compromiso de que se reconocería el “frente a alumnos” a los trabajadores de la educación que todavía no lo perciben.
¿Cómo sigue la pelea salarial de la Intersindical? “Ahora seguimos las discusiones con los compañeros, las bases, las asambleas y hay un debate interno en función de analizar a fondo esta cuestión de que un sector genera algo distinto a la Mesa. Es la primera vez que nos pasa y esperamos que no nos provoque una ruptura”, dijo Araujo.

Utelpa y CTA convocaron a la Marcha Federal
La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), en conjunto con el gremio de los docentes (Utelpa), y otras agrupaciones políticas y sociales, ante la preocupante situación socioeconómica y política actual, provocada, entre otros factores, por las políticas definidas por el gobierno nacional, convocaron a la realización de una Marcha Federal los días 31 de agosto, 1 y 2 de septiembre.
Bajo la consigna “un pueblo movilizado para terminar con el tarifazo, los despidos y el ajuste” partirán columnas de distintos puntos del país para confluir en Capital Federal, Avellaneda y luego concentrarse en Plaza de Mayo.
Desde CTA manifestaron que “estas acciones de protesta, tal como se hizo en los ’90 en un contexto de demoledoras reformas económicas estructurales, así como en el gobierno de Carlos Menem, la Central desplegó una tenaz oposición a las políticas de privatización de empresas públicas, a las políticas de reforma laboral y a las políticas de seguridad social”, por lo que “hoy convoca a articular acciones para advertirle y resistir a los embates negativos de las medidas económicas que gobierno nacional impulsa contra los Trabajadores, la Pymes y la industria”. La Marcha Federal convocada, remite a la Marcha Federal realizada en julio de 1994, una manifestación masiva que partió desde La Quiaca y fue recibiendo columnas de manifestantes a lo largo del país para finalizar en Plaza de Mayo: “También es ineludible mencionar la huelga general y la Marcha por el Trabajo y la Justicia del 8 de agosto de 1996”, expresaron desde el gremio y añadieron que “tenemos memoria histórica y rememoramos las luchas de los sindicatos docentes: la Marcha Blanca de Ctera, para reclamar un salario nacional unificado, un Estatuto Federal y una Ley de Educación Nacional”.
Finalmente, manifestaron que “tenemos historia de lucha y convicciones, como expresa Víctor De Gennaro, ‘un sindicato no es un comercio, ni una empresa, no tiene clientes… somos nosotros mismos’, tenemos presente, y Hugo Yasky nos dice ‘este gobierno se tiene que acostar con el ruido de la gente en la calle, y se tiene que levantar con el ruido de la gente en la calle, hasta que cambie el rumbo de sus políticas'”.

Santa Rosa no paga sin ayuda
El secretario de Hacienda de la ciudad, Luis Evangelista, aseguró que solo podrán afrontar los incrementos salariales que se discuten en la paritaria si Provincia gira los fondos. En caso de hacerlo, lo harán por planilla complementaria, pues las liquidaciones ya están cerradas. Ayer, con el ingreso de los fondos de coparticipación, las autoridades locales confirmaron que el miércoles estarán depositados los sueldos de los municipales, aunque sin el aumento que anunció la Provincia en la paritaria.
“Respecto a los incrementos que se estarían definiendo no he tenido comunicación con Provincia”, dijo el secretario de Hacienda en diálogo con Radio Noticias.
-¿Van a pedir colaboración?
-Seguramente. El municipio no está en condiciones de pagar, estamos con un déficit importante y nos estamos atrasando más de la cuenta en la deuda con los proveedores. Mil pesos de suma fija multiplicados por alrededor de 2.000 empleados son 2 millones de pesos más. Y si fueran 2.000, son cuatro millones. Al municipio le cuesta muchísimo llegar. Venimos subiendo todos los meses la recaudación, este mes de agosto estamos en 23 ó 24 millones de pesos, pero en salarios tenemos que pagar entre 53 y 54 millones. Estamos muy lejos.
Evangelista fue más allá y no descartó que la comuna tome la decisión de no seguir la política salarial del gobierno, algo que supeditó sin embargo a una decisión del intendente Leandro Altolaguirre, junto a todo su gabinete. “Si bien hasta ahora se fue acompañando la política salarial de la provincia, los municipios somos autónomos. Si no hay una respuesta, un acompañamiento de la provincia, lo veo muy difícil. No quiero decir con esto que sea justo o injusto el incremento”, añadió.
Como adelanto de lo que podría ser la respuesta del gobierno provincial al pedido de ayuda financiera de Santa Rosa para pagar los incrementos salariales, el funcionario provincial que hace de nexo entre la comuna y el Centro Cívico le adelantó a Evangelista la semana pasada que, en principio, Provincia no iba a prestar esa ayuda, con lo cual cada comuna iba a tener que afrontar las subas en los sueldos del personal con recursos propios.