Se trabó el proyecto “sin casco, no hay nafta”

FUERTE RECHAZO DE EMPRESARIOS Y GREMIALISTAS

La cámara que nuclea a los empresarios de estaciones de servicio y el gremio lograron frenar la aprobación del proyecto de Pueblo Nuevo que prohíbe la venta de combustible sin casco, aunque se seguirá tratando en comisión. Citarán a Estrellas Amarillas.
El proyecto de ley del diputado Daniel Robledo (Pueblo Nuevo) que prohíbe la venta de combustible a los motociclistas que lleguen a las estaciones de servicio sin casco se frenó ayer en un plenario de comisiones de Hacienda y Legislación General de la Legislatura ante un fuerte rechazo de los empresarios del sector y del sindicato.
“No se aporta nada al control sobre el uso del casco, la carga de combustible es apenas un minuto para 90 kilómetros que va a recorrer la moto con el combustible que tiene. La ley no trae ninguna solución, el playero no está para controlar”, comentó el presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles, Lubricantes y Afines, Daniel Ripa.
Antes de ingresar a la comisión, donde ratificó el rechazo de la entidad a la iniciativa, el directivo agregó: “La idea compromete al personal en tener que controlar al motociclista y cargarle combustible, porque hay horarios nocturnos por ejemplo, donde tiene que enfrentar el playero una situación peligrosa. Es un tema casi ridículo. La sanción tiene que ser antes de que llegue a la estación, el control es del Estado”.
Juan Pedro Fiorani, del gremio que nuclea a los trabajadores de las estaciones de servicio, fue más duro en su exposición ante los diputados y se quejó porque Robledo no consultó al sindicato ni a los empresarios del sector antes de presentar la el proyecto. “La exposición de los playeros y las playeras ante los motociclistas no tiene razón de ser”, dijo. Los asistentes afirmaron que “esto es desubicado”.

Agresivo.
Ripa reiteró que la Cámara realizó campañas publicitarias de concientización pero Robledo, después de decirle a Fiorani que se refirió a él en forma “agresiva”, respondió que los empresarios fueron “obligados” a invertir de sus dividendos.
Al argumentar la iniciativa, el legislador Robledo manifestó que “la normativa apunta a disminuir el riesgo y valorar la vida”, y planteó que desde 2011 hubo 113 víctimas fatales de 14 a 24 años, que “es la media nacional en siniestros y no se pudo bajar. Celebro que se haya planteado esta discusión, porque la vida es un valor supremo”.
A su turno, el diputado Martín Berhongaray (Frepam) señaló que “me impresiona la hipocresía” y aclaró que en la comisión “el proyecto estaba por salir por mayoría hasta que junto a Sabarots planteamos la necesidad de convocar a los empresarios y al gremio para consultarlos. Ahí se frenó, sino salía”.
Por último, el diputado Robledo pidió convocar a la fundación Estrellas Amarillas que según contó informalmente manifestó su inclinación por la aprobación de la iniciativa, algo que se frenó ayer en comisión a pesar de que el justicialismo en su momento había dado luz verde, con el acompañamiento del macrismo.

Pararon los empleados
Los trabajadores de las estaciones de servicio de Santa Rosa y General Pico pararon ayer su actividad entre las 9 y las 12, donde realizaron asambleas para analizar el proyecto que prohíbe la venta de combustible a motociclistas que no utilicen casco.