Se inundó la ex Asistencia Pública

Tras la fuerte tormenta, los pisos del sector principal del Centro Sanitario Zona Centro se cubrieron de agua. Por este motivo, sus autoridades cruzaron los bancos, colocaron cintas de advertencia e indicaron a los pacientes que la atención médica se desarrollaba en otro sector.
A raíz de la intensa lluvia caída el jueves en Santa Rosa, varios sectores del Centro Sanitario Zona Centro (ex Asistencia Pública) se inundaron, por lo que sus autoridades debieron modificar el desarrollo habitual de la atención de los pacientes. La importante cantidad de agua, que afectó a numerosos barrios santarroseños y provocó la evacuación de vecinos, también generó una crítica situación en el edificio ubicado sobre la calle Coronel Gil.
En los últimos días, en el portón frontal de la ex Asistencia Pública, se observa un papel de gran tamaño escrito en lapicera azul que indica que el centro asistencial está "clausurado por inundación" por lo que la atención de la Guardia Médica se lleva a cabo "en la parte de atrás".
Durante el transcurso del día de ayer, los pacientes (la mayoría padres con sus hijos menores de edad) fueron ingresando por la puerta de hierro color verde situada a la izquierda del acceso central. Entraban por un pequeño pasillo, que enfrenta al sector del Servicio de Emergencias Médicas (SEM), y luego por otra abertura.
La mayoría consultaba en el sector de Enfermería donde el único enfermero tomaba los datos de las patologías de los pacientes para que el médico de Guardia los atendiera posteriormente.
"No sabíamos que estaba clausurado el sector principal, nos guiamos por el cartel y tratamos de preguntar", le dijo a este diario una de las madres, que llevaba a su hijo de dos años debido a que presentaba un cuadro febril.

Inundación.
Particularmente, el sector inundado fue el central, donde se ubica la Recepción y los consultorios donde atienden nutricionistas, psicólogos, odontólogos y médicos especialistas.
En este lugar, las autoridades del Centro Sanitario cruzaron los bancos dispuestos para la Sala de Espera como una forma de simbolizar la clausura del sector. Además colocaron cintas rojas y blancas con la inscripción de "peligro".
Una de las personas que estaba presente ayer en el lugar sostuvo que "por la lluvia se inundó todo abajo" (por el espacio mencionado) y que los techos estaban en "muy malas condiciones aunque no hubo derrumbes".
LA ARENA efectuó un recorrido por todos los sectores de la ex Asistencia Pública. Prácticamente ayer no hubo personal (médico o auxiliar). Y no hubo evidencia de roturas ni de modificaciones edilicias en los pasillos del primer piso, donde atienden en su mayoría médicos clínicos y también especialistas, ubicados a pocos metros de la Recepción, y en dirección hacia el patio. Las paredes tampoco registraban signos de humedad. No obstante, e ingresando por el sector trasero, la puerta de la Guardia Odontológica se encontraba cerrada con un candado. Un cartel indicaba que este lugar permanecía cerrado aunque no se indicaba el motivo.

Inauguraciones.
Subiendo las escaleras, hacia el piso superior, el panorama era similar. Los baños y depósitos funcionaban de manera normal. En algunos sectores (tanto inferior como superior) los techos presentaban algunas pequeñas rajaduras y signos de marcas por la humedad.
Este diario intentó (durante el transcurso del día de ayer) comunicarse con el director del Centro Sanitario Zona Centro, Luis García, aunque fue en vano. En todo momento, su teléfono estuvo apagado y ni siquiera hubo posibilidad de dejarle mensajes por parte de este medio.
Lo notorio radicó en que el julio del año pasado, el gobernador de La Pampa Oscar Mario Jorge, juntamente con parte de su gabinete, encabezó el acto de los 100 años de la ex Asistencia Pública a través de festejos, homenajes e inauguraciones y remodelaciones de las obras. A través de un acontecimiento, que no escatimó en momentos que apelaron a la memoria emotiva (como por ejemplo el descubrimiento de una placa en homenaje al primer vacunador de la ciudad) Jorge presentó la ampliación integral de las dos plantas del centro asistencial en la que se invirtieron más de 2.200.000 pesos. También se incorporó aparatología y se sumaron 13 cámaras distribuidas en todo el edificio que sirven para monitorear lo que ocurre allí las 24 horas del día. De acuerdo con fuentes oficiales, la obra de ampliación de la ex Asistencia Pública implicó la sumatoria de casi 1.300 metros como así también la conformación de nuevos consultorios, salida de emergencia y refacción del sector de Odontología.

Vecina reclama ayuda.
Una vecina de la zona norte de la ciudad se quejó públicamente ayer por la falta de respuesta del municipio capitalino ante una promesa del propio intendente Luis Larrañaga, después de una tormenta ocurrida hace alrededor de dos semanas, con granizo, viento y lluvia.
"Larrañaga solamente vino a sacarse la foto, me pidió un mate, me dijo que me iba a ayudar pero se fue y nunca me solucionaron las roturas de mi casa", comentó Nora Giménez, que vive en la calle Suipacha 788.
La casa de Giménez fue afectada por el temporal ocurrido en Santa Rosa, hace dos semanas. "Por la tormenta, el viento me voló las chapas de mi casa y ahora el agua del último temporal cayó sobre el machimbre, que en cualquier momento se me cae encima", comentó la mujer, preocupada.
Consultada por este medio, desde su casa, Giménez contó que como consecuencia de las últimas tormentas se rajaron varias paredes de la vivienda, lo que genera un serio peligro. "Pero me tengo que quedar acá, no me puedo ir, tengo miedo que me roben todo", contó la mujer, que continúa esperando que el intendente cumpla con su promesa.