“Se pierde un tercio de un pozo”

GIORGIS CUESTIONO ARREGLOS DE PERDIDAS DE AGUA EN VILLA ALONSO

La legisladora provincial junto al ingeniero Alberto Golberg, de la Fundación Chadileuvú, recorrieron la barriada y cuestionaron los arreglos. Giorgis dijo que “una pérdida en Villa Alonso consume un tercio del caudal de un pozo del Acuífero de Anguil”.
A raíz de los diversos problemas que surgieron con los cortes de agua y del suministro del Acueducto del Río Colorado, la diputada del Frepam Claudia Giorgis junto al ingeniero Alberto Golberg, integrante de la Fundación Chadileuvú, cansados de convivir con las roturas permanentes del asfalto por las pérdidas de agua en el barrio de Villa Alonso, realizaron visitas a las tradicionales pérdidas.
Fue la legisladora radical quien expresó, luego de la recorrida efectuada el pasado sábado, que “decimos tradicionales porque se arreglan y se vuelven a romper a los pocos días en el mismo lugar”. Ambos funcionarios se mostraron decepcionados por el constante “derroche” de agua descontrolado.
“Nuestro barrio es la confirmación plena de que un tercio del agua que ingresa a Santa Rosa no se consume sino que se pierde. Siempre decimos y tratamos que los santarroseños tomemos conciencia que a la naturaleza hay que cuidarla, que la separación de la basura se debe realizar, cuidar los animales, el ambiente y que sin agua no hay vida por lo tanto hay que cuidarla sobre todo porque nuestra provincia está situada en una zona semiárida, donde las lluvias son escasas; por esta razón todo lo atinente a la provisión de agua de pueblos y ciudades debería ser una política de Estado”, se expresó en el comunicado enviado por la diputada.
También se mencionó el último corte del Acueducto y su consiguiente arreglo, que consecuentemente acarrea roturas en las cañerías por la presión con la que llega el líquido elemento. “Pero el agua volvió y vemos muy preocupados cómo los vecinos reniegan de ver pasar y pasar litros y litros de agua extraída del (río) Colorado y potabilizada en su cercanía para luego transportarla a través de cientos de kilómetros mediante bombeo en varios tramos”.
El informe agregó que “vemos cómo el arreglo hace solo 15 días está perdiendo de nuevo desde hace cuatro días”.

Anguil.
“Nos permitimos hacer una estimación de la pérdida. Este es el razonamiento: en una pérdida, el agua corre en una superficie de 18 centímetros de ancho por una altura promedio de 1,5 centímetros a una velocidad de dos metros en cuatro segundos; esto da unos 4.800 litros por hora y en un día, alrededor de 60.000 litros”, dijo Giorgis.
Agregó que “si se estima que el caudal medio de un pozo de Anguil provee 15.000 litros por hora. Entonces arribamos a la alarmante conclusión de que esta sola pérdida de Villa Alonso significa casi un tercio del caudal de un pozo de ese acuífero”.
“Como las pérdidas se producen siempre en los mismos lugares donde fueron arregladas, notamos que una de las causales de esas roturas apenas aparece la presión de agua, es el pésimo material que se les entrega a los empleados para arreglarlas”, afirmó. Al finalizar, invitó a los vecinos a tomar imágenes de los arreglos que realizan de las pérdidas los empleados municipales, como para ejercer “un control ciudadano” y conocer el tipo de material que se emplea para tales intervenciones.