Se quemó un autoservicio

Entre la madrugada y la tarde de ayer los bomberos de Santa Rosa debieron apagar un mercado, un motocicleta policial y un quincho. En todos los casos los daños fueron importantes. Afortunadamente no hubo personas lesionadas.
Un taxista que pasaba casualmente por la esquina de Pueyrredón y la colectora de la Circunvalación Santiago Marzo fue el que avisó a los bomberos: el Autoservicio Avenida, de Marisa Alvarez, estaba ardiendo. Eran las 5.52 y mientras los bomberos llegaban hasta el lugar, el hombre abrió una persiana plástica del local e intentó apagar el incendio con un matafuegos. Sin embargo, el comercio volvería a la tranquilidad a las 7.10 cuando el fuego quedaría totalmente sofocado.
“Nos llamó un taxista y nos dijo que nos apuráramos porque al lado del autoservicio hay una imprenta. Los vecinos también se alarmaron”, dijo un efectivo de Bomberos. Y agregó: “fueron necesarias dos dotaciones para hacer el trabajo más rápido y efectivo”.
Según fuentes de Bomberos el incendio se originó por una sobrecarga en uno de los enchufes del local. “Aparentemente había varias heladeras conectadas en un mismo toma corriente. Eso sumado a las altas temperaturas de ayer, y que había materiales inflamables cerca, creó las condiciones necesarias para que se iniciara el siniestro”, dijo una fuente de Bomberos.
Las llamas afectaron por completo a dos heladeras exhibidores que estaban repletas de bebidas, a varias herramientas, mangueras, cajones de verdura y otras mercaderías que se ofrecen en el Autoservicio Avenida.
El negocio vende además artículos de Kiosco, carnes frutas y verduras, artículos de ferretería, bazar, diarios y leña. “Los daños fueron importantes, pero el fuego solo dañó parte del local. El humo y el hollín afectaron a todos los comestibles y la mercadería que perdió la cadena de frío. Afortunadamente se salvaron dos freezer que estaban llenos de carne”, agregaron las fuentes.
Según informó un efectivo de Bomberos, no hubo personas lesionadas y el local y la mercadería estaría asegurada. “La propietaria estaba muy alterada. Los vecinos dicen que es una mujer muy trabajadora. Ella dijo que tendría asegurado el local”, concluyó una fuente policial.

Moto.
Además, ayer en medio de una batahola ocurrida en Silva y General Acha, una Honda 125 perteneciente a la policía de La Pampa fue quemada totalmente. El hecho ocurrió a las 12.45 y una dotación de Bomberos debió acudir hasta el lugar para sofocarla. “Es el legajo 223, de las últimas motocicletas que nos entregaron”, dijo el Comisario Pablo Contreras a cargo de la Seccional Sexta.

Quincho.
Por último, una dotación de bomberos debió acudir ayer a las 14.35 a una vivienda ubicada sobre la calle Bertera entre General Acha y Unanue. Allí un quincho que está al fondo de la casa se estaba quemando.
“La dueña de la casa nos dijo que su nieto, un nene de 6 años, había iniciado el fuego mientras jugaba con un encendedor. Aparentemente todo comenzó con la quema de un colchón”, dijo un efectivo policial. Los daños en este caso fueron importantes y afectaron el cielorraso, un juego de comedor, la aberturas, y el resto de los elementos que había dentro del quincho.